Urge PAN aprobar Sistema Nacional Anticorrupción

El dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, afirmó que con el sistema se deben garantizar investigaciones objetivas y castigos ejemplares para los implicados.
Ricardo Anaya Cortés, dirigente nacional del PAN.
Ricardo Anaya Cortés. (Guillermo Gómez Pastén)

Ciudad de México

El PAN urgió la aprobación del Sistema Nacional Anticorrupción y destacó que es un tema de la máxima prioridad ante la actual condición del país.

Ricardo Anaya, dirigente nacional del PAN, sostuvo que México necesita un Sistema Nacional Anticorrupción robusto, integral y autónomo, que garantice investigaciones objetivas y castigos ejemplares para los implicados, de modo que no haya espacios para la impunidad.

"Ante la situación que vive el país, este tema nos parece la máxima prioridad".

Explicó que el Sistema Nacional Anticorrupción es la máxima prioridad para su partido en el Congreso, por eso se mantiene el diálogo permanente con las otras fuerzas políticas, a fin de lograr un acuerdo que permita sacarlo adelante a la brevedad.

Desde el pasado 3 de noviembre, Acción Nacional presentó una iniciativa para crear el Sistema Nacional Anticorrupción, la cual fue trabajada de la mano de asociaciones civiles y académicos expertos en el tema, recordó.

A través de un comunicado, el panista aclaró que su partido no está en contra de que se modifique su iniciativa, siempre y cuando sea para mejorarla. Lo que no puede aceptar, enfatizó, es un dictamen cosmético que no entre al fondo del tema de la lucha contra la corrupción.

Anaya celebró que la sociedad civil esté atenta al tema del combate a la corrupción, y se involucre en la búsqueda de soluciones.

Reiteró que el PAN y la sociedad civil tienen una agenda común en el combate a la corrupción, y coinciden en puntos específicos que deben retomarse en el dictamen.

Detalló que en el Sistema que se apruebe, es imprescindible que la Secretaría de la Función Pública recupere sus atribuciones perdidas y se encargue de la contraloría interna del gobierno federal.

Además que la Auditoría Superior de la Federación se transforme a fondo para poder fiscalizar en tiempo real, antes, durante y después del ejercicio de los recursos públicos; que pueda presentar amparos contra las determinaciones de los órganos sancionadores, y tenga facultad de atraer y revisar las resoluciones de los órganos locales.

Asimismo, que exista un Tribunal de Justicia Administrativa que sancione las responsabilidades administrativas graves y que la nueva Fiscalía Anticorrupción tenga los elementos para poder perseguir eficazmente los delitos relacionados con hechos de corrupción.