Insiste PAN en reducción de impuestos para 2015

El presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, se reúne con los diputados federales de su partido para definir una postura contra la Ley de Ingresos 2015.
El presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, reunido con diputados federales de su partido.
El presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, reunido con diputados federales de su partido. (Cortesía)

Ciudad de México

El grupo parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados insistirá en la reducción de impuestos y mayores beneficios fiscales para la Ley de Ingresos 2015 que se discute este jueves en San Lázaro.

En reunión con el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, lo legisladores discuten la postura que tomarán.

Ricardo Anaya hizo un llamado al PRI y al PRD "para corregir la reforma fiscal".

El líder nacional panista aseguró también que "7 de cada 10 familias consideran que su economía está peor que hace un año".

El coordinador de los diputados del PAN, José Isabel Trejo, informó que "el PAN está preparado con argumentos para exponer en tribuna porque deben realizarse los cambios de la reforma fiscal".

En sus cuentas de Twitter diputados panistas han informado de las propuestas del grupo contra la Ley de Ingresos que se aprobará esta tarde.

"PAN insiste en corregir las reformas, proponemos que los gastos de previsión social sean deducibles de impuestos", se lee la cuenta oficial del partido.

El diputado Juan Pablo Adame informó que los diputados del PAN "creemos que la pensión de los jubilados debe ser libre de impuestos".

"Buenos días, hoy el PRI confirmará su postura a favor de más impuestos para todos. Votamos ley de ingresos", escribió esta mañana en Twitter.

La diputada Aurora Aguilar comentó que "la economía está mal" y la razón "es en gran parte la reforma hacendaria", por lo que el "PAN propone cambiarla".

Postura anunciada

En sus reuniones plenarias los diputados del PAN han acordado impulsar una serie de acciones legislativas para revertir disposiciones de la reforma hacendaria como la homologación del IVA a 16 por ciento en las ciudades fronterizas y el gravamen de 8 por ciento en productos básicos como el pan dulce.