"Con dinero de ex tesorero se pagaría deuda y sobraría"

El diputado federal panista, Guillermo Anaya, aseguró que en lugar de endeudar más a Coahuila, el Gobierno debería exigir los millones de dolares que le fueron incautados a Javier Villarreal.
Guillermo Anaya Llamas
Guillermo Anaya Llamas (Especial)

Saltillo, Coahuila

Al mostrar su desacuerdo por el crédito de 2 mil 500 millones de pesos que pidió el Gobierno del Estado para pagar a sus proveedores, el diputado federal panista, Guillermo Anaya Llamas, reiteró que este crédito generará más deuda a la entidad.

Señaló que una de las soluciones para realizar el pago a proveedores sería reclamar el dinero que le incautaron en Estados Unidos al ex tesorero de Coahuila, Javier Villarreal, por lo menos con una parte de ese recurso, resarcir el daño originado al pagar a los proveedores.

Guillermo Anaya reiteró que el endeudamiento de Coahuila obedece a la falta de inversión y oportunidades de empleo

"Cuando contratas el prestamo con los bancos sí generará intereses, entonces llámenle como le quieran llamar, es una deuda sobre la deuda y creo que eso es una muy mala noticia para Coahuila".

"Vimos como a Javier Villareal lo detuvieron en San Antonio, Texas y le incautaron millones de dólares, si Coahuila reclama ese dinero para resarcir un poco la deuda, en lugar de estar pidiendo prestado, con ese recurso hubieran pagado y sobraría", puntualizó.

Reveló que en el presupuesto de la federación, Coahuila ocupa el tercer lugar con menos inversión y se debe a que existen múltiples programas bajo el esquema de "peso a peso", es decir, un peso lo pone el Estado y otro la Federación, pero como Coahuila está pagando la deuda, no entra en el programa y el recurso se va a otras entidades, impidiéndole generar mayores inversiones.

El legislador federal reiteró que el endeudamiento obedece a la falta de inversión y oportunidades de empleo, a pesar de que el gobernador Rubén Moreira confirmó que en lo que va de su administración se han creado más de 78 mil empleos.

Anaya Llamas citó como ejemplo el caso de La Laguna, donde hasta la fecha no existe ningún Parque Industrial que genere oportunidades para los cientos de egresados y en lugar de estarse endeudando, deberían preocuparse por generar empresas sólidas que proyecten al Estado.