Organismos civiles, indignados por facturas para casas de enlace

Es “una contradicción” de los actuales diputados que prometieron austeridad.

Guadalajara

Sorpresa no hay. Indignación mucha. Así se resume el sentir de organismos de la sociedad civil tras conocer que los diputados del Congreso de Jalisco presentaron facturas de dulces, cafés del Starbucks, rastrillos y hasta tampones para justificar los gastos de sus “casa de enlace”, con los ciudadanos de los distritos que representan.

Margarita Sierra, activista de la agrupación civil Congreso Ciudadano, aseguró que la noticia no la sorprendió, pues el mal manejo de recursos en el poder legislativo es evidente: “no pueden adelgazar la nómina, no tienen voluntad de revisar las cuentas que recibieron de anteriores legislaturas y no tienen racionalidad en el gasto, pues ya se acabaron el presupuesto y están pidiendo más porque no pueden pagar la nómina de la próxima quincena”.

La entrevistada consideró que además de los gastos en golosinas, las casas de enlace “son realidad casas de campaña” que también de manera poco transparente, se pagan con recursos públicos.

“Hay una contradicción permanente en esta legislatura que todos pensábamos que iba a ser distinta y que la vemos cada vez peor… no sabemos cómo esto que han ofrecido de equilibrar gastos lo van a hacer y nos vamos a estos absurdos de querer que les paguen estos productos”, dijo.

Por su parte, Jaime Hernández Ortiz, miembro de la Coordinadora 28 de Mayo, señaló que es “desafortunada” la actuación de los diputados que justificaron estos gastos para sus casas de enlace; equiparable a un acto de corrupción. “Es una forma disfrazada de justificar gastos que creímos ya habíamos superado… lo único que dejan en evidencia es que hay un mal uso de los recursos para tareas legislativas y que de una vez por todas urge un código de conducta, un código de ética y restringir los gastos de estas casas de enlace”, propuso.