Orden de matar al "Maruchan" vino de afuera: gobernador

Para evitar motines y riñas, el mandatario estatal dijo que buscarán conseguir 100 millones de pesos e invertirlos en adecuaciones del centro penitenciario

Monterrey

La muerte de Javier Orlando Gabino Puente, alias el "Maruchan", ocurrida en el penal del Topo Chico, fue ordenada desde afuera del Centro Penitenciario, aseguró el gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

En entrevista, el mandatario estatal sostuvo que las muertes registradas el miércoles pasado por la noche no se debieron a un motín, sino a un pleito llevado de afuera del penal hacia adentro.

"Esto que pasó en el penal no fue un motín, fue un pleito que se hizo, evidentemente, una decisión de afuera llevada hacia adentro", dijo.

Dicha versión difiere con lo dado a conocer la semana pasada por Manuel González, secretario general de Gobierno, quien descartó que la orden de matar al "Maruchan" haya venido de afuera.

Por el contrario, aseguró que al no cumplir con el cobro de cuotas que antes había en los penales para cumplir con las actividades delincuenciales afuera, el grupo criminal decidió retirarlo de la posición de líder que el "Maruchan" tenía al interior del Topo Chico.

¿Existe la posibilidad de que la orden de matar al Maruchan haya venido de afuera? Se le cuestionó a Manuel González el pasado miércoles.

"Yo no dije que hubo alguna orden (de afuera hacia adentro de matarlo), usted lo está diciendo, yo lo que dije es que la gente de afuera al ver que no había las provisiones que antes había de recursos para apoyar las actividades delincuenciales fuera, tomaron la decisión de retirarlo de la posición que tenía porque decidían que no cumplía con ello. Yo no tengo la certeza de que alguien haya mandado matar a alguien más", respondió González el miércoles pasado.

Invertirán 100 mdp para modificar infraestructura del Topo Chico

En este mismo orden de ideas, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón adelantó que buscarán conseguir 100 millones de pesos para invertirlos en adecuaciones en la infraestructura del Penal del Topo Chico con la finalidad de dividir de mejor manera a los reos y con ello erradicar de a poco las riñas, motines y asesinatos entre los mismos.

"Necesitamos invertirle a este penal alrededor de 100 millones de pesos que no tenemos y estamos buscando donde tenerlos, para poder separar a unos y otros en el penal, que ahí no se puede en este momento como está", concluyó.