“Ofenden al Presidente los opositores a la evaluación”: Chuayffet

La suspensión quedó plenamente aclarada, se trató de cuestiones técnicas; el plan de estudios de la CNTE, estrategia “robolucionaria”
El secretario de Educación Pública.
El secretario de Educación Pública. (Mónica González)

Ciudad de México

La evaluación docente se mantiene en el país y quien piense lo contrario ofende al presidente Enrique Peña Nieto, declaró el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet.

"Llueva o truene habrá evaluación; seguirá habiendo evaluación en México, porque quien piense lo contrario ofende al presidente Peña, quien desde su discurso inicial señaló: no más plazas espurias, no más plazas vendidas, no más plazas heredadas, sino plazas que pasen por un concurso, por una evaluación profesional que habilite al maestro", expresó.

Ante integrantes de la Fundación Empresarios por la Educación Básica y diplomáticos, Chuayffet insistió en que todas las plazas deben someterse a concurso y por una evaluación que habilite al maestro.

"No hay soluciones fuera de la ley, no podemos aceptar políticas contra el derecho. Esto lo hemos vivido recientemente, creo que tiene que darse un verdadero sesgo para que quienes manejamos la educación nos atengamos primero a la ley y sepamos qué nos es permitido y qué no", agregó.

El titular de la dependencia recalcó que sobre la controversia que generó el anuncio de la suspensión indefinida de la evaluación docente quedó plenamente aclarado que se trató de cuestiones técnicas, como que los estados no enviaron los domicilios de los lugares de aplicación ni aseguraron los equipos para la respuesta de los exámenes, además de que no podían explicar la medida debido a que el anuncio ocurrió durante la veda electoral.

Al dictar la conferencia magistral "Reforma educativa. La educación es un reto de todos", en el Club de Industriales, detalló que en los procesos de evaluación que arrancarán este fin de semana participarán más de medio millón de maestros.

Ante ello, cuestionó a quienes aseguran que la reforma educativa está muerta.

"El año pasado tuvimos 232 mil aspirantes para educación básica y en media superior, 76 mil. Para este año, la respuesta ha tenido un notorio interés, registrándose más de medio millón de profesores en el país.

"¿Está muerta la reforma educativa? ¿Es verdad que los maestros fueron ahuyentados por ella? Hay más de 500 mil listos para presentar su examen y que desean ser maestros que obtengan su plaza o su ascenso a través del único mérito digno de empezar en una carrera, el mérito de ser mejores por la vía del estudio y por la vía de la práctica", lanzó.

El secretario reiteró que la reforma educativa nunca se pensó contra los maestros y quien diga eso "está fuera de base".

Cuestionado por los empresarios sobre la aplicación de la legislación en la materia, Chuayffet aclaró que no le corresponde a la dependencia a su cargo descontar el salario a los profesores faltistas, como en el caso de la CNTE.

En entrevista posterior, recordó que desde 1992 los gobernadores de cada entidad son los patrones sustitutos de los maestros y los responsables de aplicar los descuentos a quienes faltan a clases.

"La secretaría no puede cargar con los defectos de los estados. ¿Por qué no hace nada la secretaría? Porque hay de por medio un acuerdo de 1992 que contiene todas y cada una de las competencias que en los tres niveles de gobierno existen", dijo.

Además señaló que el gobierno de Oaxaca no ha reportado a los docentes faltistas para poder descontarles su sueldo.

Asimismo, criticó el plan de estudios que propone la CNTE al considerarlo como una estrategia "robolucionaria".