Oceanografía, sin dedicatoria a Calderón o Fox

La intervención, para salvaguardar 11 mil empleos, afirma Videgaray.
Marcela Lagarde, Miguel Ángel Osorio y Raúl Cervantes.
Marcela Lagarde, Miguel Ángel Osorio y Raúl Cervantes. (Nelly Salas)

México

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, afirmó ayer que la investigación del presunto fraude de Oceanografía "es un asunto estrictamente del estado de derecho y se va a llegar hasta las últimas consecuencias", en respuesta a la pregunta de si la indagatoria es una andanada contra el PAN o contra Vicente Fox.

"Ha quedado muy claro y validado con las acciones de este gobierno que nosotros (en) ninguna de las acciones irregulares que se puedan presentar se tocará el ámbito político; lo hemos validado y lo seguiremos haciendo, respetuosos de todos los actores políticos", expresó el funcionario federal.

Entrevistado en el Senado, se le preguntó acerca de las versiones de que se trata de una andanada en contra del PAN o del propio Fox, a lo que el titular de la política interior del país respondió:

"Ha quedado muy claro y validado, con las acciones de este gobierno que nosotros ninguna de las acciones irregulares que se puedan presentar se tocara el ámbito político, lo hemos validado y lo seguiremos haciendo, respetuosos de todos los actores políticos", expresó.

—¿Es una cacería de brujas?

—No, de ninguna manera. Es un asunto de estricta preservación del estado de derecho, que se está investigando y por eso la PGR está dando la respuesta puntual a todos los planteamientos, con transparencia, a todas las acciones que se están realizando.

De igual manera, refirió que el caso del buque Goliat se encuentra en investigación, por lo que la PGR será la que dé los detalles.

Pidió dejar que el proceso fluya alejado de los reflectores políticos para dejarlo solamente y estrictamente en el ámbito legal.

Osorio Chong asistió al Senado en representación del presidente Enrique Peña Nieto a la entrega del reconocimiento Elvia Carrillo Puerto.

A lo largo de la semana, algunos actores políticos, como Andrés Manuel López Obrador, aseguraron que la investigación a Oceanografía no era "una muestra de honestidad" del Presidente ni del procurador Murillo Kamam, sino "un ajuste de cuentas contra Felipe Calderón y Vicente Fox.

El objetivo

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, afirmó que la intervención que realiza el SAE a Oceanografía tiene por objetivo preservar las fuentes de empleo y salvaguardar las operaciones de Petróleos de México.

Entrevistado después de su participación en la cumbre Latin Finance, en la Ciudad de México, el funcionario dijo que aproximadamente 11 mil trabajadores laboran para esta compañía; agregó que también se busca asegurar la recuperación de activos en los créditos de los acreedores, como Banamex.

Aclaró que el gobierno actúa conforme a derecho y de manera oportuna desde el primer momento en que fueron notificados del supuesto fraude realizado por Oceanografía a la institución financiera, que puede considerarse un asunto entre particulares, si así lo determina el Ministerio Público.

Abundó que el papel de la autoridad mexicana no es evaluar las decisiones de negocios de los bancos en México y lo que hace la Comisión Nacional Bancaria y de Valores es asegurar la capitalización de Banamex, la cual continúa robusta, lo que permite a la institución cumplir sus obligaciones con los ahorradores.

"Estamos conforme a las atribuciones del órgano regulador revisando los procedimientos de esta institución", e insistió en que es una intervención oportuna y apegada al derecho que refrenda el compromiso del gobierno federal de aplicar la ley."

Nada que revelar

Al preguntarle sobre la investigación en Estados Unidos a Citigroup y su filial Banamex USA por violaciones al secreto bancario y lavado de dinero, Videgaray dijo no estar en condiciones de revelar indagatorias que estén en curso, pero conforme a los procedimientos establecidos en ley se dará información conforme vaya surgiendo.

Reiteró el compromiso por parte del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto de mantener estable el régimen tributario, lo que implica que no habrá propuestas al Congreso de la Unión para nuevos impuestos o incrementar los actuales.