IMCO: obesidad genera altas pérdidas económicas al país

En el estudio "Kilos de más, pesos de menos" se evidencia que la obesidad genera mayores costos al erario para tratar enfermedades, menor productividad laboral y pérdida de calidad de vida.
México ocupa el primer lugar mundial de obesidad en menores de 18 años.
México ocupa el primer lugar mundial de obesidad en menores de 18 años. (Especial)

Ciudad de México

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) "la obesidad genera altas pérdidas económicas y reduce la competitividad del país debido a que cada vez son mayores los costos para el erario por el tratamiento que requieren las enfermedades asociadas, reduce la productividad laboral, y genera mayores gastos para la población, así como pérdida de calidad de vida.

En el estudio "Kilos de más, pesos de menos: Los costos de la obesidad en México" el IMCO evidenció, tomando en cuenta a los pacientes de diabetes mellitus tipo 2 que los costos sociales por dicha enfermedad ascienden a más de 85 mil millones de pesos al año.

De esta cifra, 73% corresponde a gastos por tratamiento médico, 15% a pérdidas de ingreso por ausentismo laboral y 12% a pérdidas de ingreso por mortalidad prematura.

"Esto equivale a la mitad del presupuesto para la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México", señala.

El IMCO encontró que hay 8 millones 599 mil 374 diabéticos, de los cuales 48% están diagnosticados y reciben tratamiento y 49% no han sido diagnosticados.

"Anualmente mueren 59 mil 083 personas a causa de dicho padecimiento, de las cuales 45% se encuentran en edad productiva".

El IMCO estima que cada año se pierden más de 400 millones de horas laborables por diabetes, lo que equivale a 184 mil 851 empleos de tiempo completo.

El IMCO explica que para una persona es 21 veces más barato cambiar de hábitos que tratar una diabetes complicada.

"El costo de un prediabético obeso que modifica su dieta y actividad física es de 92 mil 860 pesos en un acumulado a 30 años del diagnóstico. Sin embargo, si no cambia sus hábitos, por diversas complicaciones médicas puede llegar hasta 1.9 millones de pesos en 30 años, llevando a la bancarrota a su familia".

En el estudio el IMCO alerta que México vive una epidemia de obesidad.

"El 73% de los adultos y el 35% de los niños y adolescentes tienen sobrepeso u obesidad, es decir, en total 60.6 millones de personas (el 52% de los mexicanos) sufren de esta condición".

Para el IMCO, aunque desde el gobierno se han hecho esfuerzos para prevenir la obesidad y la diabetes, "la magnitud de esta epidemia demanda una mejor implementación de las medidas existentes".

El IMCO recomienda más recursos para la prevención del sobrepeso y obesidad.

"La recaudación por el impuesto sobre bebidas azucaradas y alimentos no saludables es de 544 pesos por persona con SPyO. Sin embargo, el presupuesto para la Estrategia Nacional otorga sólo 5.3 pesos por persona con SPyO. La OCDE estima que en México podría implementarse un paquete de medidas de prevención completo por $152 por persona".

También sugiere una mejor implementación de los lineamientos escolares.

"Falta capacitación para el personal educativo y falta fortalecer los mecanismos de verificación y sanción. Además, para 2015 se autorizaron 1,360 millones de pesos para instalar bebederos en las escuelas públicas, esto representa 14% del costo total que se necesitaría para instalar bebederos en todas las escuelas públicas de país. No obstante, se desconoce el plan de implementación que seguirá la SEP con estos recursos".

Sugiere ampliar las restricciones de publicidad en televisión y cine; un criterio único para definir qué productos son saludables; fomentar la actividad física; detección temprana, monitoreo constante y especializado, tratamiento de largo plazo

Para lograr reducir los niveles de obesidad y sobre peso el IMCO propone 5 acciones:

1.- Definir, a través del presupuesto, la prevención del sobre peso y la obesidad como una prioridad.

2.- Crear el Sistema Nacional contra la Obesidad.

3.- Fortalecer las acciones en el contexto escolar.

4.- Unificar los criterios y valores de referencia para estas políticas.

5.- Impulsar acciones para aumentar los niveles de actividad física.