“Obama no autorizó nada”, afirma Meade

El canciller dijo que a su regreso a México exigirá al embajador Wayne información sobre los avances de la investigación.
Archivo Milenio
(Archivo)

México

El gobierno de Estados Unidos ha dado garantías de que no se realiza ningún tipo de espionaje a México por parte de la Agencia Nacional de Seguridad, aseguró el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade.

En una comunicación desde Ginebra, Suiza, el canciller señaló que como parte de la relación diplomática que existe entre ambos países se ha manifestado el compromiso de una investigación que derive en sanciones y que evite que este tipo de actividades vuelvan a suceder.

“El presidente Obama nos ha dicho que él no ha autorizado ninguna labor de espionaje ni ahorita, ni en el pasado y ciertamente nos han comentado que México no está siendo objeto de espionaje”, agregó.

Sin embargo, a su regreso de la segunda evaluación de México ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU este jueves, el canciller mexicano citará al embajador de Estados Unidos en el país, Anthony Wayne, para exigir información sobre los avances de la investigación.

En este sentido, señaló que ante “una respuesta aún insuficiente e inadmisible”, el gobierno de México enfatiza la investigación comprometida por el presidente Obama desde el pasado 5 de septiembre en una llamada telefónica y que se refrendó en un encuentro con el presidente Enrique Peña Nieto como parte de la cumbre del G20.

Asimismo, se solicita que dicha investigación concluya en un plazo breve y que con base en sus resultados, se deslinden responsabilidades sin dejar de lado el presunto espionaje al entonces presidente Felipe Calderón.

“El gobierno de México insiste en que frente a la violación de la norma no caben explicaciones, sino investigación oportuna, deslinde de responsabilidades claro y medidas correctivas expeditas. Frente a la falta de observancia del derecho internacional no se puede alegar búsqueda de equilibrios de ningún tipo, uso, costumbre, ni práctica en contrario”, puntualizó.

Meade agregó que la seguridad compartida dentro de una vecindad respetuosa y corresponsable no se puede construir violando la ley y vulnerando la confianza; por lo que reiteró la fe del gobierno de México en la convicción del presidente Obama, de que el derecho internacional no es una promesa vacía al igual que la investigación asumida con México.

Por su parte, fuentes de la embajada de Estados Unidos en México manifestaron el compromiso de su gobierno para revisar las formas de inteligencia, a fin de encontrar un punto óptimo entre los temas de seguridad que conciernen a los ciudadanos estadunidenses y sus aliados, y las preocupaciones sobre la privacidad que es compartida por todos.