En Oaxaca detienen a 52 por vandalismo

Durante la marcha de profesores de la Ceteg, embozados lanzaron piedras a la 35 zona militar y rompieron ventanales del Congreso.

Oaxaca y Guerrero

Las movilizaciones por el 47 aniversario de la masacre del 2 de octubre dejaron 52 detenidos en Oaxaca por daños en establecimientos comerciales, sucursales bancarias y edificios públicos, mientras que en Guerrero embozados lanzaron piedras a la 35 zona militar y quebraron ventanales del Congreso local.

Con la demanda de la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, estudiantes de preparatorias y facultades de la Universidad Autónoma Benito Juárez marcharon sobre las avenidas Universidad y Eduardo Mata, y la calle Bustamante de la ciudad de Oaxaca.

A su paso, un grupo de encapuchados realizó pintas en comercios, oficinas públicas y monumentos históricos, por los que 52 personas, entre ellas 10 mujeres y menores, fueron aprehendidas.

Antes de iniciar el recorrido, los embozados hicieron explotar una bomba molotov frente a las instalaciones de una sucursal del banco Santander, en las inmediaciones del campus universitario, donde además rompieron vidrios.

Las autoridades reportaron actos de vandalismo en dos distribuidoras de autos, donde rompieron vidrios y dañaron al menos 25 vehículos de exhibición.

La Fiscalía General de Oaxaca aseguró que en los desmanes participaron trabajadores al servicio de la educación, quienes detuvieron unidades particulares y automotores del gobierno estatal.

Informó que estos actos fueron perpetrados por un grupo de jóvenes identificados con grupos anarquistas, quienes se filtraron al contingente de la marcha conmemorativa.

En Guerrero, maestros, estudiantes, ex normalistas y organizaciones sociales protagonizaron marchas en Chilpancingo y Acapulco, con saldo blanco.

La jornada inició a las 11:00 horas con la movilización de maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) y organizaciones sociales sobre el bulevar Vicente Guerrero rumbo al palacio de Gobierno.

Frente a la 35 zona militar realizaron un breve mitin, al tiempo que un grupo de jóvenes lanzó piedras contra las instalaciones, algunas de las cuales fueron devueltas por militares.

Ante los llamados de padres de familia que esperaban a sus hijos afuera de un jardín de niños ubicado en las instalaciones militares, el grupo continuó su camino.

La marcha hizo una segunda parada en la sede del Congreso local, donde lanzaron proyectiles contra los ventanales de la biblioteca Siervo de la Nación.

Pese a que se vivieron momentos de tensión, no hubo enfrentamientos con la policía; en este último punto, los uniformados se limitaron a resguardar el área de pasillos y el estacionamiento para impedir su acceso.

Luego de unos minutos, el contingente reinició la marcha que culminó en la explanada principal del palacio de gobierno, donde reiteraron la exigencia de justicia para el caso Iguala.

Al norte de la capital, el Frente Unido de Normales Públicas de Guerrero (Funpeg), integrado por egresados, marcharon sobre la avenida Insurgentes hasta la plaza central Primer Congreso de Anáhuac. Luego de una concentración se trasladaron a las emisoras de Radio Universidad y ABC radio para demandar la presentación con vida de los 43 normalistas.

Otra movilización ocurrió en Acapulco con la participación de 300 estudiantes de preparatorias populares de la Universidad Autónoma de Guerrero.

El contingente partió de la glorieta de La Diana Cazadora en la Costera Miguel Alemán a la comuna porteña, ocasionando serias afectaciones a la vialidad.

Con gritos como "Dos de octubre no se olvida, es de lucha combativa", los estudiantes de las preparatorias de Loma Larga, El Quemado, Othón Salazar y Sabanillas marcharon sobre la principal arteria turística.

Claves
Asalto a estudiantes

  • Un comando asaltó a una decena de normalistas de Ayotzinapa que viajaba en un autobús entre los municipios de Coyuca de Benítez y Atoyac de Álvarez.
  • El lunes pasado fueron bloqueados por hombres armados, quienes los llevaron a una brecha de la carretera Acapulco-Zihuatanejo y les quitaron sus pertenencias.
  • Un reporte del Servicio de Emergencia informó de un autobús que había sido asaltado; no obstante, los estudiantes se negaron a presentar una denuncia.