Va la ONU por nuevas estrategias antidrogas

La Comisión de Estupefacientes buscará incluir al ser humano y sus derechos como el centro de las políticas contra el ilícito, así como reducir el consumo y las penas por microtráfico y cultivo.
Antonio Mazzitelli, representante en México de la Oficina de la ONU contra las Drogas y el Delito.
Antonio Mazzitelli, representante en México de la Oficina de la ONU contra las Drogas y el Delito. (Ariana Pérez)

México

Frente a un mercado millonario a escala internacional, la Organización de Naciones Unidas (ONU) buscará incluir al ser humano y sus derechos como el centro de las políticas de combate a la droga, enfocándose en reducir el consumo, así como las penas para el microtráfico y cultivo.

A unas semanas de que se realice la Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU sobre drogas (Ungass, por sus siglas en inglés), la Comisión de Estupefacientes trabaja en el documento final que será aprobado por los 193 estados miembros, incluído México.

En entrevista con MILENIO, el representante en México de la Oficina de la ONU contra las Drogas y el Delito, Antonio Mazzitelli, confió en que las decisiones adoptadas en esta asamblea especial puedan ser consideradas por las políticas nacionales.

"Cada sistema jurídico nacional tiene sus leyes en materia de drogas, en particular en materia de tráfico, así que lo que la Asamblea apruebe será únicamente un llamado a los Estados miembros para aplicar y reconocer el principio de proporcionalidad de la pena, para que no sean tan definitivas como la pena de muerte", dijo.

En este sentido, explicó que la Ungass se enfocará en reconocer que el problema mundial de la drogas es principalmente de salud, que requiere que el individuo no sea visto como un criminal, sino como un objeto de derechos que debe poder acceder a tratamiento y rehabilitación.

Asimismo destacó la importancia de reconocer la necesidad de desarrollar nuevas políticas criminales y penales para delitos relacionados con el pequeño tráfico de drogas, en el que muchas veces se ven involucrados miles de mujeres y jóvenes.

Sin embargo, reconoció que existen reticencias, especialmente por cuestiones ideológicas y religiosas, por parte de algunos países para suscribir este documento que servirá de base para la revisión que se hará en 2019 de la estrategia de drogas a escala internacional.

Protección de la persona

Por separado, el embajador de México ante la ONU, Juan José Gómez Camacho, recordó que México, junto con Guatemala y Colombia, promovió la realización de esta asamblea especial para reorientar y modernizar el debate global sobre el problema mundial de las drogas y dejar de verlo solo desde una perspectiva criminal.

"Lo que estamos haciendo es generar un debate colectivo para tratar de ir pensando y diseñando políticas públicas que sean más consistentes y coherentes para la protección de la persona (...) para que en 2019, cuando toca la revisión de drogas, lleguemos en mejores condiciones y con mucho mayor información, sustancia y contenido, con el fin de poder comenzar a abordar estos temas", precisó el diplomático.

Ante la discusión en la que México se encuentra para la legalización de la mariguana, Gómez Camacho aseguró que el debate público contribuirá a nutrir el debate internacional sobre la forma en que debe ser contrarrestado el problema de las drogas, aunque afirmó que este es un tema estrictamente nacional.

El embajador aseveró que el tema no puede continuar limitándose a la oferta y cómo atacarla, ya que, dijo, es una responsabilidad colectiva "que no debe recaer exclusivamente en países que por razones geográficas estamos afectados por el fenómeno del tráfico de estupefacientes, sino por todas las naciones en las que se da el consumo.

"Hay consumo en todas partes y hay un impacto social en todas partes, así que todos tenemos que hablar y abordar el tema con una enorme responsabilidad, pero también de manera muy informada, así que el mérito de la Asamblea General Extraordinaria y de la iniciativa mexicana es para que abordemos este tema sin preconcepciones y sin prejuicios", concluyó.

Ante este escenario, el representante de la ONU contra las Drogas y el Delito reconoció la contribución de México en este tema y aseguró que el debate que se vive sobre la legalización de la mariguana "será un insumo importante tanto en el debate que se tendrá en Nueva York como, sobre todo, en la definición de los nuevos objetivos y de los nuevos indicadores a escala internacional".