Cada plantel decidirá los días que laborará al año: Nuño

Dar mayor autonomía y liberar a directores y maestros de cargas burocráticas, el objetivo del programa La Escuela al Centro.

México

A partir del próximo ciclo escolar, cada escuela podrá decidir el número de días que laborará al año. Esta es una de las modificaciones que plantea el programa La Escuela al Centro, que de acuerdo con la Secretaría de Educación Pública (SEP) busca dar mayor autonomía de gestión y liberar a directores y maestros de cargas burocráticas.

En entrevista con Carlos Marín en El asalto a la razón, el titular de la SEP, Aurelio Nuño, explicó que uno de los seis aspectos que involucra el plan —a instrumentarse a partir del ciclo escolar 2016- 2017— es la flexibilización del calendario escolar, para lo cual enviará una iniciativa al Congreso para reformar el artículo 51 de la Ley General de Educación y permitir que las escuelas decidan si se amplía en horas su jornada escolar hasta completar 185 días al año, o bien se mantienen con el calendario actual de 200.

El objetivo, expuso, es que el calendario se pueda ajustar a las necesidades de cada región y de cada comunidad escolar sin detrimento de las horas de clases, ya que permanecerá el mismo número, 900 horas en escuelas primarias de horario regular y mil 600 en los planteles de tiempo completo.

"El número de horas se mantiene; sin embargo, le vamos a dar la opción a la escuela para que elija el número de horas en el tipo de calendario que impartirán de 185 o 200 días, solo habrá esos dos tipos. Lo importante es que esto beneficia, por ejemplo, a lugares del país que tienen climas extremos o algunas otras condiciones", indicó.

También señaló que las horas de clase en preescolar pasarán de tres a cuatro horas, ante la importancia de impulsar la educación temprana.

"El incrementar una hora diaria la jornada va equivaler a como si se tuviera un año adicional de educación preescolar", dijo.

Nuño recalcó que hasta ahora solo se aprovecha entre 56 y 60 por ciento del tiempo escolar en actividades educativas, por lo que la meta es alcanzar 85 por ciento.

Para ello, otro de los puntos del plan es la reorganización de la plantilla escolar para quitar la carga burocrática de los maestros y directores a través de la creación de la figura del subdirector administrativo.

Recalcó que este proceso también se facilitará a través de la eliminación de mucha de la información que se solicita a las escuelas y que solo la SEP y las autoridades educativas estatales sean los autorizados para pedirla.

El funcionario descartó que esto signifique mayor burocracia, pues explicó que la depuración de la nómina magisterial ayudará para encontrar a aquellos maestros que no están en las aulas y con una breve capacitación se les podrá colocar en ese puesto.

"En la Ciudad de México esto ya se ha logrado, ya funciona en 70 por ciento de los planteles del Distrito Federal y sin mayores recursos. De los 12 mil maestros que se encontraron con la depuración de la nómina magisterial se capacitaron y se pusieron a chambear", resaltó.

El titular de la SEP agregó que se llevarán más recursos a las escuelas mediante los programas de reforma educativa y de tiempo completo, por lo que el próximo ciclo escolar 75 mil escuelas del país recibirán transferencias de dinero para disponer en su gasto corriente.

Al respecto, la subsecretaría de Educación Básica detalló que las escuelas podrían recibir, en promedio, una tarjeta con hasta 90 mil pesos, a fin de mejorar su autonomía de gestión.

El secretario abundó que padres de familia, directores y maestros serán los responsables de rendir cuentas al resto de la comunidad escolar sobre el manejo de los recursos.

Por ello también se impulsará una participación social más efectiva a través de los Consejos Escolares de Participación Social, integrados por padres de familia, maestros y sindicato, autoridades educativas y organizaciones de la sociedad civil.

También se fortalecerán los Consejos Técnicos Escolares, para lo cual se destinará más tiempo para la planeación y se permitirá que las escuelas decidan cuándo les conviene más la celebración de las reuniones que se realizan el último viernes de cada mes.

Por último, detalló Nuño, con el ajuste del calendario escolar se buscará un mejor aprovechamiento de las vacaciones de verano, por lo que durante ese periodo las escuelas públicas podrán ofrecer actividades culturales, deportivas y de reforzamiento académico.

Tras enumerar las modificaciones que implica el plan, el funcionario insistió en que este año será clave para la reforma educativa, ya que se anunciarán estrategias encaminadas a mejorar la calidad en la educación.

"Yo no comparto que la educativa sea una reforma administrativa o laboral, obviamente tiene estos elementos, pero va mucho más allá, también es política, porque ha reorganizado el sistema educativo. Era un sistema clientelar, coptado por diversas fuerzas sindicales, la reforma organiza esto y permite pasar de un sistema clientelar a uno basado en derechos y obligaciones", recalcó.