Nuevo Instituto Electoral no resolvería deficiencias: consejero

El consejero electoral Francisco Guerrero considera que es una “salida fácil” destruir los órganos electorales locales.

Ciudad de México

La creación de un Instituto Nacional Electoral (INE), con la desaparición de los órganos electorales locales representa una salida fácil que no resuelve en su totalidad las deficiencias del modelo electoral mexicano, coincidieron consejeros y magistrados.

En entrevista, el consejero electoral Francisco Guerrero aseguró que la propuesta de desaparecer estos órganos en nada respeta el pacto de la federación bajo el cual se rige el país, ya que no reconoce los derechos de los ciudadanos en las entidades.

“Lo que me parece una falsa salida es simplemente destruir el trabajo institucional de los últimos 17 años en las entidades federativas y dejar a los ciudadanos que habitan en las entidades federativas como menores de edad que no tienen capacidad para decidir, creo que esa es una actitud equivocada”, puntualizó.

En este sentido, la magistrada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la federación, María del Carmen Alanís, recordó que desde su creación, nuestro modelo electoral no fue diseñado para centralizar sino para federalizar por lo que insistió en la necesidad de proteger la eficacia electoral.

Asimismo destacó la importancia de que sin importar la determinación que se asuma en la reforma político electoral, tendrían que llegar a los órganos electorales los mejor preparados y no los afines a los partidos políticos como una mejor resolución de la problemática que se busca alcanzar.

“Que no lleguen los afines, que lleguen los mejores, porque cuando las autoridades electorales estemos integradas con los mejores, los más capacitados y con los que se generen confianza en la organización de las elecciones y en la resolución de las controversias, eso está resuelto”, dijo.