Nuevas plazas costarían al Congreso 45.8 mdp

Si se suman las prestaciones, se elevaría a 18.2 millones más. El presidente del Congreso dijo que no habría recursos para más contrataciones.
En los últimos tres años, el Congreso ha tenido dificultades para pagar salarios de los trabajadores.
En los últimos tres años, el Congreso ha tenido dificultades para pagar salarios de los trabajadores. (Milenio)

Guadalajara

La creación de 105 nuevas plazas, aprobadas en la plantilla de personal del Congreso del Estado, implicaría un gasto adicional para el Poder Legislativo de 27.5 millones de pesos, solamente en lo que tiene que ver con el pago de salarios. A esos recursos habría que agregar el costo de las prestaciones, que serían alrededor de 18.2 millones de pesos más; es decir, que los diputados requerirían unos 45.8 millones de pesos más.

El presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Héctor Pizano Ramos, señaló que será complicado que se puedan concretar esas plazas, pues el Poder Legislativo tendrá que ajustar su presupuesto del próximo año a la baja. Recordó que el Pleno aprobó un monto general de 1,112 millones de pesos, pero en el proyecto que remitió el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz sólo se plantea la actualización inflacionaria, es decir, 3.7 por ciento, lo que significa que tendrían poco más de 624 millones de pesos.

MILENIO JALISCO dio a conocer que los diputados locales aprobaron en la Comisión de Administración una plantilla de personal en la que pretenden crear 105 nuevas plazas, de las cuales 64 serían para los órganos técnicos y 41 más para las áreas administrativas. Estos nuevos trabajadores se sumarían a los 1,070 que hay actualmente en el Poder Legislativo; de estos últimos, 270 son asesores que, bajo la figura de supernumerarios, fueron contratados por los actuales diputados.

De las nuevas plazas, 33 serían como asesor legislativo, cuyo salario anual es de 289,687.44 pesos, sin tomar en cuenta las prestaciones; 25 asistentes parlamentarios, con salario anual de 196,930.08 pesos; 20 investigadores, con ingresos anuales de 434,902.32 pesos; 20 analistas, con un costo al año de 151,151.76 pesos; un director, cuyo sueldo costaría 749,147.71; cinco auxiliares de servicio, con salario anual de 91,930.08 pesos, y un oficial de servicios, con ingresos  previstos en el ejercicio de 135,892.32 pesos.

El Congreso del Estado ha enfrentado dificultades en los últimos tres años para pagar la nómina de sus empleados y en los últimos dos o tres meses ha dependido de préstamos y recursos entregados de manera extraordinaria por el Poder Ejecutivo para cumplir con esta obligación.

Al comenzar la actual Legislatura, los diputados se comprometieron a bajar 40 por ciento el gasto en nómina y a comenzar procesos para dar de baja a 219 trabajadores que fueron basificados de manera irregular por sus antecesores, pero no han cumplido.

Entrevistado ayer, el presidente de la Mesa Directiva, Héctor Pizano, admitió que él desconoce cómo quedó integrada la plantilla de personal para el próximo año, pero señaló que tendrán que hacerse ajustes, porque no habrá recursos suficientes.

Indicó que el Congreso del Estado tendrá que reducir el monto de su presupuesto de 2014 y el capítulo que seguramente se verá más afectado, es el que incluye los salarios y las prestaciones. Indicó que las decisiones se tomarán cuando la Comisión de Hacienda comience a revisar formalmente la propuesta que mandó el gobernador de gasto estatal.




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]