Nueva ley electoral asegura equidad: ex candidatas presidenciales

Cecilia Soto, Patricia Mercado y Josefina Vázquez Mota compartieron sus experiencias ante las mujeres participantes al Foro de Análisis Político convocado por el Instituto Estatal de las Mujeres.
Foro político organizado por Inmujeres.
Foro político organizado por Inmujeres. (Raúl Palacios)

Monterrey

La nueva ley electoral es sólo el inicio en el cambio de las reglas del juego para que las mujeres puedan contender en igualdad de circunstancias en la arena política, coincidieron las ex candidatas a la presidencia de la República.

Cecilia Soto, Patricia Mercado y Josefina Vázquez Mota compartieron sus experiencias ante las mujeres participantes al Foro de Análisis Político convocado por el Instituto Estatal de las Mujeres.

Desde su experiencia personal, recomendaron a las asistentes a mantenerse firmes, llevar las riendas de sus campañas y sobre todo buscar alianzas.

Durante el evento anunciaron que pronto escribirán un libro sobre sus experiencias como candidatas a la presidencia.

"Yo no votaría pura una mujer cuyo mayor atributo es ser sexy": Cecilia Soto

Los medios de comunicación la bautizaron como "Sexylia", mote que sirvió para infinidad de comentarios y parodias sobre su candidatura a la presidencia y sobre todo que la alejaba de su intención primigenia.

"Yo quería que los ciudadanos vieran como algo normal a una mujer en Los Pinos, por eso es que ese nombre me desagradaba tanto, la gente me lo comentaba como algo positivo pero yo no votaría por una mujer cuyo mayor atributo era ser sexy", dijo.

Cecilia Soto fue la segunda mujer como candidata a la presidencia de la República y recuerda que fue invitada por el Partido del Trabajo, bajo la premisa de conservar el registro nacional que habían perdido una elección anterior.

Confiesa que en aquel tiempo, 1994, las encuestas que el 80 por ciento de los ciudadanos pensaban que el empleo menos idóneo era el de ser presidenta, el segundo es el sacerdocio.

"La razón de mi candidatura muy sencilla, el Partido del Trabajo necesitaba una imagen que les ayudara a conservar el registro, mi nombre estuvo después de un artista, un futbolista y un boxeador".

Señala que lo pensó por espacio de un mes, ya que en su opinión no se trataba tampoco de tener cualquier candidato, la idea era mostrar que una mujer podría ser una buena opción e inspirar a las más jóvenes.

Explica que para aquellos tiempos existía la aceptación en que las mujeres se incorporaran a lo que puede llamar "poder compartido", como diputadas locales o federales e incluso senadoras, pero nadie se imaginaba a una mujer en Los Pinos.

"Tenía dudas acerca de si podrían responder y opinar sobre las problemas realmente importantes, era el fantasma de la inseguridad, pero al final yo creo que lo que ganó fue la valentía de la ignorancia", recuerda.

Señala que su preparación sobre todo en lo que se refiere a la teoría de genero era bastante precaria y se manejaba más bien en la línea del "mujerismo", que del feminismo, cuyos postulados aprendió muchos años después.

Sin embargo afirma que las carencias pueden irse subsanando al paso del tiempo, por lo que las mujeres no deben temer la falta de preparación: "la responsabilidad abre la mente para aprender".

Cuenta que la campaña se enfrentó a grandes conflictos como la "desinvitación" al debate presidencial que le hicieron los candidatos varones de los tres partidos con mayor presencia.

"Luis Donaldo Colosio, me mandó a mí y a todos los candidatos a la presidencia, en aquel tiempo fuimos 9, una invitación para debatir, pero cuando llegó Zedillo me dijo que habían decidido (él y los abanderados del PAN y del PRD) que ella tendría que ir con el debate de los partidos pequeños y no con ellos".

En Nuevo León ya han ganado las mujeres: Patricia Mercado

Los resultados de las últimas elecciones en el estado dan la pauta a Patricia Mercado para afirmar que la entidad ya ha abierto la puerta a las mujeres en el poder.

"En Nuevo León en 2012 no ganaron los partidos políticos, ganaron las mujeres.

Josefina Vázquez Mota en la presidencia, las dos senadoras y también la primera presidenta municipal de Monterrey.

"La ciudadanía apostó por un liderazgo femenino, no eran cualquieras, tenían una historia y lograron comunicar lo que ellas eran".

Cuenta que su mayor error como candidata la presidencia de la República fue dejar atrás sus alianzas con las mujeres con las que había construido por 10 años una visión y plataforma de trabajo, y sentarse a negociar con los hombres.

"Me equivoqué, cuando dejé a mis primeras aliadas y me pensé en las ligas mayores, e iba con los hombres".

Señala que cuando se acabó la elección, no sólo se quedó sin oportunidades y sin partido, sino también con ese bloque de aliadas construido, por lo que exhortó a las mujeres a tener en cuenta a quienes las han acompañado siempre.

"Sí tenemos problemas, aún no nos entendemos, hay rivalidades, hay envidias, pero tenemos que hablarlo, no nos equivoquemos.

"El gran reto es cómo pactamos con la de al lado, con la que puede tener las mismas ambiciones. No tenemos que ser amigas, somos aliadas, estamos haciendo pactos entre mujeres con ambiciones individuales con distinta ideología", insistió.

Recomendó a las mujeres también el trazarse un objetivo firme e ir tras ello y no esperar a "que las saquen a bailar".

Asimismo señaló la importancia de mantener el ingenio para trabajar, porque el financiamiento siempre será precario.

"Ustedes dedíquense a ser candidatas y que alguien más se encargue de lo demás": Josefina Vázquez Mota

Todos y cada uno de los días de su campaña presidencial, en cualquier estado del país se enfrentó con la misma pregunta: ¿México está preparado para una mujer en la presidencia?

De entrada le parece que es una pregunta que descalifica, y obliga a la mujeres a defender algo que por derecho les corresponde, participar en la política, votar y ser votadas.

"Ya no debemos tener que responder a esta pregunta, hay 6 millones de mujeres jefas de familia, a la que nadie les pregunta si pueden con el paquete", dijo.

Para Josefina Vázquez Mota no se trata sólo de luchar contra los 'techos de cristal' o los 'pisos engomados', sino que también tiene que modificarse la forma de hacer política.

Señaló que una vez que se llega a los puestos de elección popular, las mujeres se dan cuenta de que les hacen a un lado en la toma de decisiones.

Tenemos que cambiar la vida institucional del país, nuevas reglas para hacer política.

"Los asunto no deben resolverse en una mesa de cantina, tenemos nuestros propios espacios y nuestra propia identidad".

Afirmó que a las mujeres se les exige más y se les enjuicia más duramente.

Vázquez Mota indicó que es necesario acercarse a todos los sectores de la población y tener en cuenta que la expectativa de vida de las mujeres mexicanas es la mas alta de Latinoamérica, por lo que se tiene que ir en busca de ellas como un campo del electorado importante.

Dentro de su experiencia personal se refirió a la complejidad de las campañas internas y cómo es que en ocasiones son las batallas más duras de librar y la necesidad de mantener la unidad partidaria.

"Nosotros hemos hecho ganar a muchos, pero no muchos han estado dispuestos a dejarnos ganar.

"Las contiendas internas son mucho más rudas, las peores peleas son entre personas que se conocen", recordó.

Finalmente recomendó a todas aquellas que aspiren a un puesto de elección popular a disfrutar sus campañas, disfrutar hacer política y poner las reglas del juego sin temor ejercer.