Norberto Rivera ayudó a AMLO para ver al Papa

Andrés Manuel López Obrador dijo que la Nunciatura Apostólica en México contestó muy rápido a su petición para reunirse con el Papa Francisco y que le pidieron que él decidiera cuándo iba a Roma.
El cardenal Norberto Rivera y Andres Manuel Lòpez Obrador.
El cardenal Norberto Rivera y Andrés Manuel López Obrador, en junio de 2004. (Cuartoscuro / archivo )

Ciudad de México

Andrés Manuel López Obrador dijo que fue a través del cardenal Norberto Rivera Carrera que consiguió encontrarse con el papa Francisco en el Vaticano.

"Yo solicité verlo. Me contestaron formalmente que podía hacerlo en la audiencia general. Se portaron muy bien en la Nunciatura donde hice la solicitud, a través del cardenal Norberto Rivera. Muy rápido me contestaron que yo decidiera cuándo en el marco de las audiencias generales que se llevan a cabo cada semana. Como tenía yo también esa visita a París, decidí que fuese ese miércoles", dijo en entrevista para MVS Noticias.

López Obrador explicó que solicitó el encuentro "por la importancia que tiene la labor que como religioso y dirigente moral, espiritual, está llevando a cabo el papa Francisco".

"Tenía yo interés de entregarle un presente, es una medallita de Fray Bartolomé de las Casas, defensor de los indígenas en el inicio de la dominación colonial española. Se trata de un Papa verdaderamente cristiano, como lo digo en la carta, podría hacer contrasentido si todos los Papas son cristianos, pero esto no ha sido así en la historia", dijo.

Comentó que a diferencia de Francisco "hubo un Papa que llegó a bendecir a un dictador que ordenó el asesinato de Francisco I. Madero".

AMLO recordó que le entregó una carta al Papa en la que le agradece su decisión de venir a México el próximo año.

"(La visita del Papa) va a ayudar. Estamos pasando por una situación muy difícil. Va a ser muy alentador que hable el Papa para que no se pierda la fe, ni la esperanza".

López Obrador relató que su encuentro con el Papa fue muy breve, "casi no hablamos, casi no hubo comunicación, ni diálogo", pero que cumplió su objetivo.

"Nos colocaron ahí en un lugar cercano al Papa. Luego que terminó su mensaje... Entiendo que es una audiencia general, asisten todos los países, estuvieron los mineros que padecieron, que se quedaron atrapados en la mina de Chile, fueron a verlo. Luego de la ceremonia (el Papa) baja a saludar y va a la parte donde estamos nosotros y ya saluda".

Explicó que en un principio el Papa no entendió que la medalla era para él, pero López Obrador le aclaró que era un obsequio.

"Yo ahí lo saludé, le dije a qué iba. Al principio pensó que quería yo que bendijera la medalla y me la quedara y no, le aclaré que era para él. Eso fue todo y le entregué la carta. Y ya nada más", contó.

López Obrador dijo que no quiere adelantar vísperas sobre un futuro encuentro con el papa Francisco cuando visite México.

"Ya hice lo que tenía que hacer porque es muy destacada su labor, digna de reconocimiento. Ha estado diciendo cosas muy importantes, muy cristianas, es un Papa misionero. No quiero adelantar vísperas (de otro encuentro con él). He estado con los últimos dos Papas. Con Juan Pablo me tocó recibirlo cuando era jefe de Gobierno en la Villa de Guadalupe. Ahí lo saludé, le entregué también un presente. Luego estuve también con el papa Benedicto en Guanajuato en la misa que nos invitaron. Era yo ya candidato. Y ahora con Francisco", dijo.