Niños víctimas de pederastas podrán denunciar a sacerdotes

La ONU exhortó a México a que firme el protocolo para este ejercicio.
Sara Oviedo, del Comité de los Derechos del Niño.
Sara Oviedo, del Comité de los Derechos del Niño. (Especial)

México

La Organización de las Naciones Unidas exhortó al Estado mexicano a firmar el Tercer Protocolo Facultativo de la Convención de los Derechos del Niño, para que los menores presenten sus propias denuncias, como son los abusos sexuales cometidos por sacerdotes, entre otros asuntos.

Los menores que podrán hacer exigibles sus derechos ante el Comité de los Derechos del Niño pertenecen a los países que lo han ratificado: Albania, Alemania, Bolivia, Gabón, Eslovaquia, España, Montenegro, Portugal, Tailandia y Costa Rica.

Este protocolo es relativo a un procedimiento que protege expresamente el derecho de los infantes a buscar reparación a las violaciones de sus derechos.

Para ello, les garantiza los cauces para presentar denuncias, ya sea título individual o de forma colectiva, y el comité podrá tomar medidas para proteger a los niños contra cualquier posible represalia, solicitando al Estado que adopte medidas provisionales.

Sara Oviedo, vicepresidenta del Comité de los Derechos del Niño de la ONU, afirmó que los gobiernos han sido omisos ante las denuncias de abusos sexuales cometidos por sacerdotes.

Al participar en el foro internacional El significado del Informe del Comité de los Derechos del Niño a la Santa Sede y las Implicaciones para México, en la Cámara de Diputados, dio respuesta a los señalamientos de la sede papal sobre las recomendaciones formuladas por el comité al que el Vaticano acusó de haberse excedido en su mandato. "No atacamos (...) fue un trabajo serio" y "no fue de mala fe"pues solo, dijo, se señaló un camino que debe seguir el Vaticano.

A su vez Javier Hernández, representante de la oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU en México, consideró que las autoridades deben actuar contra los sacerdotes pederastas y no esperar la "venia clerical", ya que, señaló, es la sociedad mexicana la que debe solicitar la información de cómo van los casos denunciados por mexicanos.

Por su parte Sergio Javier Rochin, de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, afirmó que esos abusos son violaciones graves a los derechos humanos y argumentó cómo debe responder México a esos actos que han sido silenciados.

Se comprometió a que en varios apartados, del programa nacional de atención a víctimas, se combatan estos delitos graves, además de darles atención integral, reparación del daño, tomando en cuenta que los niños no son "minipersonas" con "miniderechos". Manifestó que esa comisión "no será cómplice de delitos y acompañará lo que tienen que decir los niños que no han sido escuchados y atendidos".

La organizadora del foro, la diputada Verónica Juárez, anunció que en las próximas semanas se va a dictaminar la ley general de garantías de derechos de los niños.

En este foro se presentaron testimonios de víctimas de abusos sexuales como el caso de los ex legionarios de Cristo, José Barba; Joaquín Aguilar quien denunció al sacerdote Nicolás Aguilar.

Alberto Athié, ex sacerdote, informó en el foro que el comité de la ONU estudia la posibilidad de solicitar información a la sede papal sobre la responsabilidad del papa Juan Pablo II en los abusos sexuales cometidos por sacerdotes durante su pontificado, y aclaró que no se está contra su canonización, solo se pidió que se aplazara en lo que se investigaba su responsabilidad.