Niega la 22 sentirse intimidada por la PF

Otaki Toledo dejó en claro que la determinación de sabotear las elecciones por parte de la CNTE en Oaxaca aún es una discusión que se encuentra a determinación de la asamblea estatal.

Oaxaca y México

A la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Oaxaca no le intimida la posible presencia y arribo de las fuerzas federales para resguardar la seguridad y la paz social de las elecciones de junio próximo.

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, afirmó el pasado viernes que si hubiera intentos de impedir la instalación de casillas durante las próximas elecciones, el organismo pedirá el apoyo de las fuerzas de seguridad.

Al respecto, el vocero de la gremial, Mohamed Otaki Toledo, le respondió que al magisterio de Oaxaca no le preocupa ni le intimida que se pretenda militarizar las elecciones federales en el país.

“El Movimiento Democrático de los Trabajadores de la Educación (MDTE) ha afirmado que no se permitirá que en Oaxaca haya presencia de la fuerza federal por que ello representará un claro intento de represión por parte del Estado mexicano y de repetir los escenarios que se vivieron tras la revuelta social de 2006”.

Dejó en claro que la determinación de sabotear las elecciones por parte de la CNTE en Oaxaca aún es una discusión que se encuentra a determinación de la asamblea estatal, que se realizará el próximo 20 de agosto.

Otaki Toledo afirmó que hasta el momento existe un posicionamiento interno respecto a la decisión de sabotear los comicios federales, convocándose a un voto de castigo contra los partidos que aprobaron y promovieron la reforma educativa federal, principalmente contra el Partido Revolucionario Institucional que ha impedido que en el Congreso local se apruebe su propia ley de educación.

Abundó que entre las acciones de “boicot electoral” se discutirán las rutas de la movilización a seguir durante el proceso electoral, entre las que se puede determinar desde el retiro y quema de la propaganda electoral, la convocatoria a emitir un voto de castigo contra los partidos que aprobaron y promovieron la reforma educativa federal y la no instalación de casillas en escuelas en los 13 mil centros educativos bajo su control.

Este sábado los profesores marcharon para exigir la aparición con vida del forjador de docentes Carlos Rene Roman Salazar, quién está desaparecido desde 2011.

MICHOACÁN

Juan Melchor, integrante de la Comisión Política Nacional de la CNTE, advirtió que ni con el uso de la fuerza pública será posible llevar a cabo la  jornada electoral, si las condiciones no están dadas.

 “Donde no haya condiciones ni con la fuerza pública van a poder llevar a cabo elecciones”, señaló el también miembro de la sección 18 de Michoacán.

Melchor aclaró que la CNTE aún no ha definido si participarán en el llamado al boicot electoral  en junio próximo, como ya lo acordó la Ceteg en Guerrero. Dijo que este mediodía los dirigentes de la coordinadora discutirán el tema en la asamblea nacional representativa que se realizará en las instalaciones de la sección 9, en el Distrito Federal.

Sin embargo, aseguró que la definición de la sección 18 es no realizar ningún boicot en Michoacán.

“En Michoacán no vamos ni a boicotear ni a ir a la elección como organización. Los maestros pueden ir según sus preferencias electorales. Como organización no tenemos ningún candidato, decidimos no promover el voto y  nada que tenga que ver con las elecciones,  pero tampoco tenemos ese acuerdo del boicot”, dijo.

:CLAVES

REACCIONES CONGRESO

El vocero de la bancada panista en la Cámara de Diputados, Juan Pablo Adame, dijo que las declaraciones del presidente del INE, Lorenzo Córdova, respecto a que de ser necesario se llamará a las fuerzas federales para permitir la instalación de casillas en la próxima elección, “poco abonan al clima de paz que queremos dentro de las elecciones”.

El vicepresidente del Senado, el perredista Luis Sánchez, pidió no sobredimensionar las declaraciones de Cordova, pues el llamar a la fuerza pública en una elección está dentro de sus facultades, cuando se considere necesario.