“Todo mundo debe parar la maldad del bullying”

El activista contra el bullying Nick Vujicic acudió ayer a la Cámara de Diputados, donde fue recibido en el pleno e impartió una conferencia sobre este tema.
Fue recibido por legisladores.
Fue recibido por legisladores. (Daniel Cruz)

México

El activista contra el bullying Nick Vujicic acudió ayer a la Cámara de Diputados, donde fue recibido en el pleno y además impartió una conferencia sobre este tema.

Al reunirse con el presidente de la Mesa Directiva, Silvano Aureoles, Vijicic le hizo saber de su amor por México, debido a que contrajo matrimonio con una mujer originaria de Zitácuaro, Michoacán, tierra natal de Aureoles.

—¡Permíteme que te invite un día a Zitácuaro! —ofreció el legislador del Partido de la Revolución Democrática al conferencista.

—Me encantaría, póngame unos guardaespaldas, contestó con una gran sonrisa desde su silla de ruedas el hombre que sin brazos ni piernas se ha convertido en referente mundial de la lucha contra el acoso escolar.

—¡Yo te cuido! —respondió Aureoles, acompañando el gesto con una carcajada.

—Póngame en su saco —reviró Vujicic, quien más tarde sería recibido entre aplausos por el pleno de la Cámara de Diputados.

Antes, ambos encabezaron el Encuentro Nacional de Autoridades de la Juventud, llevado a cabo en el auditorio ubicado en el edificio E del recinto legislativo de San Lázaro.

Aureoles alertó que el bullying se ha convertido en un foco rojo en México, ya que es la tercera causa de muerte de los jóvenes en el país.

Al culminar la participación del presidente de la Mesa Directiva, Vujicic fue auxiliado a colocarse una pluma en la boca y de esa manera autografió un libro para el legislador michoacano, quien agradeció a quien llamó "paisano".

—Te quiero mucho, gracias por tu amor, dijo el joven de ascendencia croata y nacido en Melbourne, Australia, recargándose en el pecho del legislador perredista.

Durante su ponencia, el motivador alertó sobre el problema que representa el bullying, y tras revelar que él mismo estuvo a punto de suicidarse a los 10 años de edad por el acoso que sufría, dijo que este problema debe detenerse.

"Hay una ola de amor incondicional que tiene que llegar al país. No esperen que la próxima generación lo haga mejor que ustedes. Si no son generosos, no esperen que la próxima generación sea mejor", señaló.

Recordó que México es el país que más ha visitado, pues lo ha hecho en 18 ocasiones y tras pedir que no se le considere un amigo, sino un hermano, dijo que todo mundo debe parar la maldad que constituye el bullying.

"Estoy aquí para servirles y estoy ofreciendo que si hay cualquier cosa que pueda hacer por el país y su juventud estoy aquí. Dios está aquí y ama a México, y no sé qué tipo de visión piensen que Dios tiene para México, pero es mejor que esto. Algunas tormentas vienen y se quedan por mucho tiempo, pero no se quedan para siempre. México no va quedarse en el dolor para siempre", aseguró.