Negocian senadores acuerdo para demandar pesquisa

Apoyan propuesta para citar a comparecer a los titulares de Gobernación y Relaciones Exteriores.

México

Las bancadas en el Senado negocian un punto de acuerdo para reprobar y demandar que se investiguen los actos de espionaje de Estados Unidos a Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con senadores del PRI, se apoyará la propuesta del perredista Manuel Camacho, en el sentido de citar a comparecer ante la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional a los secretarios de Gobernación y Relaciones Exteriores, Miguel Ángel Osorio Chong y José Antonio Meade, respectivamente, para informar de los casos de espionaje al ex presidente Calderón y al actual jefe del Ejecutivo.

El coordinador del PRI en el Senado, Emilio Gamboa, lanzó un “ya basta” al tema del espionaje por parte de Estados Unidos a Peña Nieto y al ex presidente Calderón, y exigió una respuesta por parte del gobierno de Barack Obama.

En entrevista, dijo que el Senado ha rechazado contundentemente que la investigación del caso se haga “fácil y dócil” para el gobierno estadunidense.

En ese tema, el senador panista Ernesto Cordero dijo que hay que esperar la declaración de la cancillería. “Esperaremos a la respuesta de Estados Unidos y confiamos en las gestiones que haga la Secretaría de Relaciones Exteriores y que elevará nuestra voz y nuestra inconformidad con la contundencia suficiente”.

[b]San Lázaro[/b]

El presidente de la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya, así como los líderes parlamentarios del PRI, Manlio Fabio Beltrones, y del PAN, Luis Alberto Villarreal, demandaron al Ejecutivo federal hacer un enérgico reclamo al gobierno de Estados Unidos por el espionaje a Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

“Esperamos una muy enérgica protesta por parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores hacia el gobierno de Estados Unidos y una solicitud firme de que se acelere la investigación que ya solicitó el gobierno mexicano sobre estos asuntos”, puntualizó Anaya.

Consideró absolutamente inaceptable que un gobierno extranjero espíe las comunicaciones privadas de un candidato presidencial, del propio Presidente de la República o de cualquier otro ciudadano mexicano.

Al respecto, el coordinador priista Manlio Fabio Beltrones secundó al diputado presidente y dijo que “a todas luces es inaceptable una práctica de espionaje como la que hemos conocido todos los mexicanos, así como se espió al anterior Presidente de la República y al actual presidente”.

Ofreció por ello el respaldo de la Cámara de Diputados al secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, para hacer el reclamo institucional al gobierno de Estados Unidos.

El jefe de la bancada panista en el Palacio de San Lázaro. Luis Alberto Villarreal, llamó a su vez a cerrar filas y urgió a la cancillería mexicana a presentar un reclamo enérgico, pues de lo contrario, dijo, estaría avalando las prácticas de espionaje.

Los diputados Anaya, Beltrones y Villarreal discreparon así del coordinador perredistas Silvano Aureoles, que la víspera desestimó cualquier reclamo a Estados Unidos, por considerar que dichas manifestaciones no son más que un “derecho al pataleo”.