Negociación con Segob no es una prioridad: CNTE

El magisterio disidente no considera quitar el campamento de la Plaza de la República.
Mitin en el Hemiciclo a Juárez.
Mitin en el Hemiciclo a Juárez. (Javier García)

México

Los maestros de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) poco a poco comienzan a retirarse de la Ciudad de México.

Con una menor participación que en las movilizaciones anteriores, el magisterio disidente tuvo un mitin ayer en el Hemiciclo a Juárez para conmemorar los nueve años del intento de desalojo de un plantón en el zócalo de la capital oaxaqueña.

Francisco Villalobos, secretario de organización de la sección 22 de Oaxaca, advirtió que insistirán en la abrogación de la reforma educativa; no obstante, dejaron claro que la prioridad ya no será la mesa de negociación con la Secretaría de Gobernación.

Reiteró que serán las instancias del magisterio disidente las que establezcan una fecha de diálogo con las autoridades, y agregó que la estrategia de movilización se basará en la reorganización de los contingentes.

"La CNTE no claudicará en su estrategia de movilización. Nuestras demandas siguen siendo legítimas. Este movimiento nunca va a aceptar un condicionamiento. Ante las declaraciones y la posición nefasta de las autoridades federales y locales, este movimiento reitera su personalidad de unidad, disciplina y carácter de reorganización", dijo.

Los profesores demandaron juicio político contra el ex gobernador priista Ulises Ruiz, debido a que en su gestión fue cuando la fuerza pública intentó retirarlos del Zócalo de Oaxaca.

Sobre las manifestaciones que se prevén para los próximos días en la Ciudad de México, recalcó que aunque ya han retornado profesores a Oaxaca, no descuidarán el campamento que mantienen en la Plaza de la República.

Rechazó asegurar que regresarán a clases a partir del 17 de junio, tal como lo plantearon en su asamblea, pues dijo que "son acciones que están en permanente valoración y solo las bases y los órganos de dirección deciden".

En la asamblea realizada la madrugada del sábado los profesores acordaron replegar su plantón y reanudar clases el 17 de junio, aunque amagaron con parar y movilizarse en el inicio del próximo ciclo escolar de no obtener respuesta favorable a sus demandas, después de gozar de su periodo vacacional.

Hasta el cierre de esta edición, la cúpula de la CNTE continuaba reunida en el edificio de la sección 9 del DF.

En un recorrido se observó que aunque las casas de acampar se extienden desde el camellón de Valentín Gómez Farías, decenas ya comienzan a estar vacías.