Negocia cúpula del PRI que haya fórmula única

El Consejo Político Nacional definirá hoy las condiciones de la convocatoria para la elección del sucesor de César Camacho.
En el proceso en el que se eligió al actual dirigente del tricolor, la designación fue por voto a mano alzada.
En el proceso en el que se eligió al actual dirigente del tricolor, la designación fue por voto a mano alzada. (Mónica González/Archivo)

México

La cúpula del Partido Revolucionario Institucional (PRI) se encuentra en negociaciones para buscar que sea una sola la fórmula que se inscriba en la contienda en la que se elegirá al presidente del PRI nacional que relevará a César Camacho del puesto.

Este miércoles a las seis de la tarde, el Consejo Político Nacional definirá las condiciones de la convocatoria, que emitirá la comisión de procesos internos.

En ésta se definirá el método de elección que puede ser por militancia abierta, asamblea de consejeros o bien asamblea de delegados.

Los métodos de elección se encuentran en los estatutos y son determinados por el Consejo Político y publicados posteriormente por la comisión nacional de procesos internos, quien es la facultada para efectuar el trámite.

Se espera que las negociaciones al interior del partido con los aspirantes puedan derivar en un acuerdo en el que solo se presente una fórmula para contender.

Esto de acuerdo con algunos de los consejeros ayuda a evitar divisiones entre la militancia y fomenta la cohesión del partido.

En buena medida, el método de elección definirá el número de planillas que se inscriban, debido a que la asamblea de consejeros o delegados acota la posibilidad de algunos postulantes debido a que no cuentan con respaldo de los consejeros que fueron definidos por la cúpula partidista.

Prácticamente en la mayoría de las elecciones se ha ocupado el método de asamblea de consejeros y nunca se ha utilizado el proceso donde participe la militancia abierta.

Desde la elección de Beatriz Paredes—quien compitió contra Enrique Jackson y otras tres fórmulas en 2007—no se ha registrado más de una fórmula para contender por la presidencia del partido.

En el proceso en el que fue designado César Camacho se determinó una asamblea de delegados que votó a mano alzada la designación.

El proceso anterior con Humberto Moreira fue similar al inscribirse solo la fórmula donde Cristina Díaz fungió como secretaria general del partido.