Necesario regular la tenencia de mascotas: Raúl García

El director del Antirrábico de Monterrey señaló que esto es necesario para aplicar correctamente las políticas de protección a los animales.

Monterrey

Las políticas de protección a los animales no han podido aplicarse a plenitud pues hace falta crear una ley que regule la tenencia de las mascotas, afirmó Raúl García Martínez, director del Antirrábico de Monterrey.

El problema, explicó, es que aún y con las campañas de protección animal, no se tiene un referente estadístico sobre la densidad y población de éstos. Con ese marco la ley actual es insuficiente, aseguró.

"Sabemos cuánto ganado y aves, pero no perros y gatos. Es difícil saberlo, cierto, por los callejeros, pero ya tendríamos una medida de información que para nosotros es muy necesaria", explicó.

El médico veterinario considera que falta un censo sobre la población de perros y gatos, específicamente estos últimos por ser especie con densidad poblacional.

Asimismo, emitió un cálculo aproximado de 500 mil perros en el área metropolitana; de éstos 300 mil tienen hogar, pero vagan en la vía pública, y los otros 200 mil son callejeros. 

Raúl García refiere que la segunda cifra genera más conflictos, puesto que la mayoría de los dueños no tienen arraigada la cultura de protección animal.

"Los perros que tienen hogar, pero salen constantemente de su casa son los que generan infecciones, defecan en las calles, o mueren en éstas, ya sea atropellados o siendo atacados por jaurías", explicó Raúl García.

Ante esto, el funcionario hizo hincapié en impulsar un reglamento de tenencia que faculte a los antirrábicos para interceder contra los dueños poco responsables, ya que actualmente no cuentan con autoridad para sancionarlos.

"Cuando muerden a una persona, nadie dice de quién es el perro, pero cuando dicen que es una denuncia anónima porque defeca se ponen agresivos (los dueños). Por tal motivo, nos urge que nos faculte la ley. Porque si la ley no nos faculta, esto se está haciendo un problema complejo porque la ciudadanía también lo necesita", refirió en cuanto a las inspecciones y denuncias que atienden.

Así que la única herramienta que utiliza el Antirrábico para controlar la densidad de animales, conflictos callejeros o infecciones, es sacrificarlos.

"En época de frío baja mucho, pero en verano las perritas andan en celo más o menos sacrificamos 300 por semana, esto solo los martes y jueves, o sea 150 cada día", calculó García.

Después de que el personal de la dependencia realiza rondines, lleva a los animales a jaulas que tienen capacidad para albergar a 40.

Dentro de estas, se visualizan desde perros moribundos hasta algunos limpios y asustados.

Por lo general, estos últimos se escapan de sus casas o se pierden en las colonias, cuando eso sucede, el dueño debe acudir primero al antirrábico a reportar la desaparición de la mascota, de preferencia antes de publicarlo en Facebook, explicó. 

Según contabiliza la dependencia, sólo el cinco por ciento de los perros domésticos que se encuentran en la calle, son reclamados.

En cuanto a la inversión, las inyecciones letales cuestan alrededor de 50 pesos por animal, es decir, se gastan 15 mil pesos a la semana en sacrificarlos.

Sin embargo, existen asociaciones y especialistas que apoyan a la dependencia, como Fundación Luca, que dona cierta cantidad de inyecciones, como también cuentan con veterinarios para esterilizar mascotas, tratamiento que se ofrecen sin costo a los ciudadanos.

Finalmente, Raúl Martínez especificó que tanto en materia de presupuesto como en reglamentos, no se ha logrado un conceso entre municipio, el Colegio de Veterinarios y los Antirrábicos.