Pide Navarrete que gobierno federal intervenga en Guerrero

El presidente del PRD llamó al gobierno federal a trazar un acuerdo emergente por la crisis de inseguridad en Guerrero y otros estados; la nueva dirigencia buscará reunirse con Ángel Aguirre. 
Debido a irrupción en el presidium, encabezada por Dolores Padierna, René Bejarano, Aleida Alavez y Armando Quintero, se canceló el último mensaje de Jesús Zambrano como dirigente nacional del PRD.
Navarrete Ruiz llamó al gobierno federal a trazar un acuerdo emergente para hacer frente a la crisis de inseguridad en Guerrero y otros estados del país, pues consideró que lo ocurrido en Iguala “solo es la punta del iceberg". (Daniel Cruz)

Ciudad de México

El presidente nacional del PRD, Carlos Navarrete, dijo que Guerrero no puede enfrentar solo la crisis de violencia que atraviesa, por lo que consideró necesario el apoyo del gobierno federal al reconocer que ningún gobierno estatal o municipal puede hacerlo sin ayuda de la federación.

Luego de que la PGR atrajo la investigación de los normalistas desaparecidos en Iguala, Navarrete aseguró que "debe ser enfrentado de manera coordinada en un gran acuerdo entre el gobierno de la República, los gobiernos estatales y los gobiernos municipales. Nadie puede solo, Guerrero no puede solo".

Dijo que "hay una crisis en materia de seguridad del Estado mexicano, no de un estado de la República. La violencia se desborda sin control en Tamaulipas, Jalisco, Michoacán, en el estado de México, en Guerrero y en otros estados. No hay posibilidad de que los gobiernos municipales y estatales puedan frenar la violencia y brindar seguridad a los ciudadanos".

Navarrete Ruiz llamó al gobierno federal a trazar un acuerdo emergente para hacer frente a la crisis de inseguridad en Guerrero y otros estados del país, pues consideró que lo ocurrido en Iguala "solo es la punta del iceberg de varios municipios en varias entidades que están en situaciones parecidas con policías municipales cooptadas por el narcotráfico, con violencia desatada en las calles, donde los gobiernos municipales han perdido el control de sus policías".

El perredista consideró que se requiere una radiografía de los municipios con características de violencia para una intervención inmediata y fulminante del gobierno de la República en esas zonas.

El nuevo Comité Ejecutivo Nacional del PRD buscará de manera inmediata reunirse con el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, para abordar la situación del estado.

Por separado, el presidente interino del PAN, Ricardo Anaya, exigió a los gobiernos federal y de Guerrero una investigación seria, pronta, eficaz y profunda sobre los 43 estudiantes desaparecidos.

Acusa Bejarano impunidad en caso de alcalde de Iguala

Pese al resolutivo de expulsión de facto del alcalde con licencia de Iguala, José Luis Abarca, en el Consejo Nacional hubo voces que admitieron que los 43 desaparecidos de la Normal de Ayotzinapa y los asesinatos de jóvenes en Iguala, son también responsabilidad del perredista.

Así lo hizo saber Pablo Gómez y René Bejarano, quien expuso a los consejeros que el líder social Arturo Hernández Cardona fue asesinado en mayo del año pasado por instrucciones del alcalde prófugo de Iguala; la familia hizo la denuncia, pero no hubo respaldo ni del gobierno de Guerrero, ni del PRD pues Abarca era miembro de la corriente Nueva Izquierda.

"Me consta que hubo resistencia de grupos del partido para no profundizar, incluso hubo defensa a José Luis Abarca", denunció el líder de Izquierda Democrática Nacional, quien señaló que en dos ocasiones se pidió a la PGR atraer el caso, pero no ocurrió, como tampoco la solicitud de juicio político.

"Esa impunidad permitió lo que pasa, ahora está ahí la masacre, sí el alcalde con licencia tiene derecho de audiencia pero está prófugo, cuando uno es responsable de cualquier acto, tiene la obligación de presentarse, como, guardadas las proporciones, yo lo hice en todo momento, nunca me escondí y él está escondido y por eso este partido no puede permitir que una persona así forme parte de sus filas", reclamó Bejarano Martínez.