Murió Julio Scherer

El ex director de 'Excélsior' falleció a consecuencia de un choque séptico por problemas gastrointestinales; sus restos descansan en el Panteón Francés; la UNAM alista homenaje.
Héctor Aguilar Camín, Luis Cardoza y Aragón, Carlos Monsiváis y Julio Scherer.
Héctor Aguilar Camín, Luis Cardoza y Aragón, Carlos Monsiváis y Julio Scherer. (Pedro Valtierra)

México

El periodista Julio Scherer García, ex director de Excélsior en la década de los 70 y fundador de la revista Proceso en 1976, falleció ayer por la madrugada a los 88 años de edad, a consecuencia de un choque séptico ocasionado por problemas gastrointestinales que venía acarreando hacia más de dos años.

El cuerpo del periodista fue sepultado ayer mismo por la tarde en la tumba donde descansan los restos de su esposa Susana Ibarra, en el Panteón Francés de la Ciudad de México.

Alrededor de las 16 horas y luego de una misa de cuerpo presente en la que solo estuvo presente la gente más cercana, los restos de Scherer fueron llevados hasta el nicho 27-241, acompañados por su familia y sus hijos Julio, María Esther y Gabriela, así como por amigos, colaboradores y líderes de opinión.

El funeral fue muy íntimo, incluso austero, como Scherer solicitó a la familia, de acuerdo con los testimonios que se escucharon dentro de la capilla de velación.

Al velorio asistieron algunos integrantes del equipo que junto con él fundó el semanario Proceso, entre ellos el director general editorial de Grupo MILENIO, Carlos Marín, y el director de MILENIO Digital, Carlos Puig, quien fuera reportero y jefe de información de ese semanario.

Sin embargo, también acudieron personajes de la política —pese a que don Julio siempre intentó alejarse de ese ambiente—, entre ellos el ex candidato a la Presidencia de la República Francisco Labastida, el líder de izquierda Porfirio Muñoz Ledo, el ex senador y ex gobernador de Zacatecas Genaro Borrego, el secretario de Turismo de la Ciudad de México, Miguel Torruco, y el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro, quien aseguró que en los últimos años consolidó una amistad con don Julio y comprendió que se trató de un hombre con una "amplia generosidad para enseñarle y compartir", tanto a sus amigos como a los alumnos de esta casa de estudios.

Narro anunció que se reunirá con la familia del periodista para organizar los pormenores de un homenaje en la UNAM, donde Scherer estudió derecho y filosofía, y también fue catedrático.

"Por supuesto que la UNAM le hará un homenaje, encontraremos la mejor forma con su familia para hacerlo. Fue un hombre lejano y distante al poder, que nunca lo ambicionó y que lo único que tuvo fue el poder de la palabra, de la inteligencia y de la verdad", dijo.

Símbolo de libertad de prensa

De acuerdo con Porfirio Muñoz Ledo, Scherer fue el periodista de una generación que perdurará como el símbolo de libertad de prensa para el país: "Fue el precursor de la democracia y la generación de Julio empezó a hablar con más libertad; tal vez el movimiento democratizador que comenzamos no hubiera tenido el éxito que tuvo si no hubiera sido por la comprensión y anticipo que dio la generación de Scherer".

En todo momento, la familia se mantuvo reservada de los medios de comunicación; sin embargo, les permitió el acceso al panteón y acompañar el cuerpo de Scherer a la inhumación.

Personaje histórico

-Julio Scherer nunca dejó de ser reportero. En Excelsior y en Proceso escribió sobre conflictos estudiantiles, el movimiento zapatista, religión, pobreza, narcotráfico y asuntos internacionales. Viajó por el mundo cubriendo desde la Primavera de Praga al golpe de Pinochet en Chile o la Sudáfrica del apartheid.

-Entrevistó al subcomandante Marcos, a Fidel Castro, John F. Kennedy, Salvador Allende, Augusto Pinochet y a la Reina del Pacífico.

-Escribió 22 libros, entre ellos Siqueiros: la piel y la entraña, Los presidentes, Estos años, Cárceles y Salinas y su imperio.

Su vida en resumen

1926 – Nació en la Ciudad de México.

1944 - Ingresó a Excélsior como asistente de redacción.

Septiembre 1968 - Asumió la dirección del periódico.

Junio 1976 – Dejó su cargo por un conflicto promovido por el presidente Luis Echeverría.

Noviembre 1976 - Fundó el semanario Proceso, junto con Vicente Leñero y Carlos Marín.

1998 – Rechazó el Premio Nacional de Periodismo.

Octubre de 2014 – Visitó por última vez la redacción de Proceso.

Diciembre 2014 - Publicó su último texto a propósito de la muerte del periodista Vicente Leñero.

Enero de 2015 – Falleció a los 88 años en la Ciudad de México, víctima de un choque séptico.