Multa IFE con 30 mdp al Movimiento Progresista

De ese monto 24.9 mdp son por rebasar el tope de gastos de campaña y 5.1 millones más por propaganda compartida con candidatos locales en el Edomex.
La sanción económica se dividirá entre el PRD, PT y Movimiento Ciudadano.
La sanción económica se dividirá entre el PRD, PT y Movimiento Ciudadano. (Archivo)

Ciudad de México

El Consejo General del IFE determinó sancionar con 30 millones de pesos al Movimiento Progresista por rebase de tope de gastos de campaña y propaganda compartida durante el proceso electoral del año pasado.

La sanción que se decidió en sesión extraordinaria, el PRD, el PT y Movimiento Ciudadano recibirá una multa de 24.9 millones de pesos por rebase de tope de gastos de campaña y 5.1 millones más porque existió propaganda compartida con candidatos locales en el Estado de México.

Las erogaciones constituyen aportaciones en especie por parte de los comités estatales del PT y Movimiento Ciudadano, los cuáles, no fueron reportados.

Ambas sanciones se dividirán entre los tres partidos integrantes de la coalición.

Los 24.9 millones se deben a que se utilizaron recursos de la cuenta de la campaña presidencial para financiar actividades del Movimiento de Regeneración Nacional para la elaboración de cartillas, gafetes, manuales, pendones, trípticos y credenciales en las que aparece el emblema de MORENA, además de la imagen del candidato a la Presidencia de la República.

“Claramente podemos ver que estamos hablando de elementos de propaganda electoral, que contiene elementos de propaganda electoral, no solamente hay folletos, publicaciones que reproducen el logo utilizado por el candidato presidencial de la otrora coalición Movimiento Progresista sino que muchos de éstos documentos reproducen leyendas de campaña como aquella de que el cambio verdadero, que he sabido constituye un lema de campaña del Movimiento Progresista”, expresó el consejero Lorenzo Córdova Vianello.

Además, el pago de un sistema de call-center a través de los cuáles se invitaba a los integrantes de Morena a participar como representantes de casilla, o bien, integrar estructuras en defensa del voto.

De igual manera, por el pago y administración del soporte técnico de un correo electrónico.

En el proyecto original de la Unidad de Fiscalización propuso dividir el pago de 24 millones en dos partes iguales, uno por un gasto de objeto no partidista y la otra mitad considerarla para efectos del rebase de tope de gastos de campaña.

Sin embargo, el Consejo General decidió aplicar los 24 millones por rebase de tope de gastos de campaña.

“Me preocupa en términos iniciales que le demos a una propaganda un alcance dual, me parece difícil si no es que imposible otorgar a la propaganda electoral atributos duales por una parte considera como tal para contabilizar el gasto en el rebase de topes de campaña y por la otra establecer que se trata de un gasto sin objeto partidista”, mencionó.