Murió a los 96 años el panista Luis H. Álvarez

Diversos personajes de la política lamentan el fallecimiento del ex presidente panista; “importante actor de la democracia mexicana”, dijo Enrique Peña Nieto.

México

El ex presidente del Partido Acción Nacional, Luis H. Álvarez, falleció ayer a los 96 años en León, Guanajuato, informó la dirigencia nacional del blanquiazul.

“Nos ha dejado uno de los más grandes panistas de la historia, don Luis H. Álvarez, incansable demócrata y luchador de las causas sociales”, publicó AN en Twitter.

Agregó: “Nos deja un legado invaluable, su ejemplo nos inspira y motiva a luchar por México. Descanse en paz, Don Luis”.

El dos veces presidente panista residía en León, con su nieta Blanca Margarita Pérez Álvarez. Su estado de salud empeoró desde la muerte de su esposa Blanca Magrassi, en octubre de 2015.

De gira por Oaxaca, el líder nacional, Ricardo Anaya, afirmó que el panismo nacional y el país están de luto por la pérdida del fundador del PAN, quien “vivirá siempre en la memoria, como un gran referente de congruencia, servicio y honestidad”.

El ex presidente Felipe Calderón lamentó la muerte de Álvarez, a quien calificó de “el más grande de los constructores de nuestra democracia, mexicano ejemplar”.

En otro post, el ex mandatario compartió una foto junto a Luis H. Álvarez con el mensaje: “Muchas gracias por su vida ejemplar y su amor por México”.

Luis H. Álvarez nació el 25 de octubre de 1919 en Camargo, Chihuahua. Fue dos veces presidente del PAN y candidato a la Presidencia de la República en 1958.

En 1983 fue electo alcalde de Chihuahua y en 1994 senador por ese estado, periodo en el cual fue miembro de la Comisión de Concordia y Pacificación en Chiapas.

Es reconocido como el primer político en encabezar una huelga de hambre en 1986 por la democracia; además, bajo su liderazgo el PAN obtuvo el reconocimiento de sus primeras victorias electorales en las gubernaturas de Baja California (1989), Guanajuato (1991) y Chihuahua (1992).

Acción Nacional se convirtió en un actor protagónico en las reformas electorales que permitieron la transición a la democracia, entre ellas la que llevaron a la creación del Instituto Federal Electoral en 1989.

“Viva Don Luis¡¡¡ Mi padrino político, mentor, mi ejemplo mi héroe. Viva por siempre (sic)”, escribió en Twitter el ex presidente Vicente Fox.

El presidente Enrique Peña Nieto lamentó el fallecimiento del panista, “importante actor de la democracia mexicana”, y envió sus condolencias a sus familiares.

El colaborador de MILENIO, Diego Fernández de Cevallos, afirmó que a Luis H. Álvarez era una persona “que siempre veía hacia arriba. Para quienes lo conocimos nos queda claro que fue un hombre íntegro, y de esos hombres en la política no es fácil encontrar”.

Recordó que lo conoció en la casa de sus papás en San Juan del Río en 1958. Diego, entonces de 14 años, fue orador del candidato del PAN a la Presidencia y caminó con él por Querétaro “convocando a la gente a que participara en democracia.

“Ahí lo conocí a él, a doña Blanca Magrassi, quien fue una gran mujer, una luchadora por las causas más nobles de México y ahí fue donde encontré esa maravilla de seres humanos”, evocó.

La aspirante presidencial, Margarita Zavala, afirmó que su correligionario deja un gran legado en términos de la democracia, de lo que debe ser un partido político y de lo que debe ser un hombre político en nuestro país: un gran demócrata.

 “Fue un hombre que abrió las puertas a los ciudadanos, por su profundo amor a México y un guía para todos los jóvenes, se convirtió en un maestro”, dijo.