Piden diputados de MC patrulleo en ductos de Pemex

Ricardo Monreal y María Fernanda Romero detallaron que el volumen de combustible sustraído ilegalmente llegó a los 7.5 millones de barriles.
Pipa, "ordeña" y percance en bodega ilegal.
Este año se han clausurado 2 mil 745 tomas clandestinas. (Especial)

Ciudad de México

Legisladores de la Cámara de Diputados promoverán un punto de acuerdo para que Petróleos Mexicanos (Pemex) construya, junto con las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, creen un sistema de patrulleo permanente para monitorear la totalidad de los ductos y reducir el impacto ambiental generado por el robo de hidrocarburos.

Los diputados de Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal Ávila y María Fernanda Romero Lozano expusieron que de enero a agosto de este año, el volumen de combustible sustraído ilegalmente llegó a los 7.5 millones de barriles, significando pérdidas para la empresa de 15 mil 300 millones de pesos.

Señalaron que además del enorme "menoscabo patrimonial, la afectación económica y la vulneración a la seguridad de los trabajadores de Pemex, el mayor problema es el deterioro ambiental que este delito implica, ya que muchas veces los ductos no son sellados de manera correcta después de la sustracción clandestina del combustible".

Monreal y Romero refirieron que de acuerdo con cifras de Pemex, este año se clausuraron 2 mil 745 tomas clandestinas, de las cuales 321 fueron encontradas no herméticas, dando lugar a derrames significativos en varios estados del país.

Expresaron que estos derrames tienen un impacto ambiental negativo muy alto, causando deterioros en el medio ambiente como en la salud de las personas.

De igual forma, en la proposición remitida a la Comisión de Energía, los legisladores de Movimiento Ciudadano también propusieron que Pemex colabore con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales para crear programas cuyo objetivo sea frenar y disminuir el daño ambiental causado por los derrames de hidrocarburos.

Además, pidieron a la Secretaría de Salud que, junto con Pemex, creen programas para asistir a las personas que residan cerca de las zonas de impacto para prevenir y, en su caso, tratar las enfermedades que padezcan por causa de dichos derrames.

Plantearon a Petróleos Mexicanos implementar en la totalidad de los ductos que transportan hidrocarburos el Sistema Supervisorio de Control y Adquisición de Datos, que actualmente opera solo en 47 ductos.