Emplaza Monroy a Anaya a responder por Arellanes y Padrés

La líder del PRI emplazó al dirigente panista a responder por las presuntas irregularidades del ex gobernador de Sonora, la ex alcaldesa de Monterrey y la desaforada diputada Lucero Guadalupe Sánchez.
La presidenta provisional del PRI, Carolina Monroy.
La presidenta provisional del PRI, Carolina Monroy.

Ciudad de México

La presidenta provisional del PRI, Carolina Monroy, emplazó al dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, a responder por las presuntas irregularidades del ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés; la ex alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, y la desaforada legisladora sinaloense Lucero Guadalupe Sánchez.

Interrogada sobre los cuestionamientos de Anaya a los gobernadores priistas de Veracruz, Javier Duarte; Chihuahua, César Duarte, y de Quintana Roo, Roberto Borge, por imponer a sus respectivos congresos "paquetes de impunidad" en vísperas de concluir sus mandatos, Monroy puntualizó:

"Primero, no estamos de acuerdo en circunstancias que, siendo jurídicamente viables, son éticamente incorrectas, pero también le pediría al señor Anaya que se dedique a atender sus asuntos, que no son pocos", puntualizó.

Sostuvo que el PRI respeta mucho a las dirigencias de otros partidos, pero también exige respeto.

"Él (Anaya) tiene problemas bastante importantes; ojalá los pueda atender y resolver; me interesa saber cuál es su postura sobre Guillermo Padrés. Tenemos también ahí a la diputada local (Lucero Guadalupe Sánchez) recientemente desaforada y, desde luego, el más reciente, este otro caso de la ex presidenta municipal de Monterrey, involucrada en hechos muy lamentables", remarcó.

Entrevistada en el Palacio de San Lázaro, la también diputada federal dejó claro que el Revolucionario Institucional no evitará en ningún caso que se aplique la ley contra funcionarios que, en su caso, hayan incurrido en irregularidades.

-¿Debe haber cárcel para los funcionarios de cualquier partido político que cometan algún tipo de irregularidad?- insistieron los reporteros.

-Al final del día, muchas de estas acusaciones no forman parte sino de un show mediático electorero. Habría que ver de todo esto qué tiene fondo y qué no, qué tiene elementos y qué no. No defiendo absolutamente a nadie ni a nada, lo que digo es que más allá de los dimes y diretes, el que afirma está obligado a probar- atajó la mexiquense.