Minorías ganan debate... para la discusión eterna

Movimiento Ciudadano y una pequeña fracción del PRD se negaron a compactar sus reservas, lo que generó un alargue maratónico.
Votación frente al presidente de la Cámara, José González Morfín.
Votación frente al presidente de la Cámara, José González Morfín. (Jorge Carballo)

México

La fracción de Movimiento Ciudadano y una minoría del PRD en la Cámara de Diputados rechazaron el acuerdo para un debate pactado de las leyes secundarias en materia energética y se resistieron a compactar sus reservas durante la discusión en lo particular, lo que provocó el alargue maratónico de las primeras dos sesiones del actual periodo extraordinario.

El perredista Luis Espinosa Cházaro, secretario de la Comisión de Energía, confirmó que su fracción y la del PT se ajustarán al formato acordado con PRI y PAN para limitar en tribuna el número de reservas, agrupándolas por tema, a fin de privilegiar el debate.

El vicecoordinador de Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía, dijo que su fracción ha sido casi obligada a reducir sus intervenciones en tribuna, aun cuando la normatividad interna les garantiza ese derecho.

Con 331 votos a favor y 128 en contra, el pleno cameral aprobó en lo general el segundo dictamen de la legislación secundaria en materia energética (Ley de la Industria Eléctrica y Ley de Energía Geotérmica), pero hasta el cierre de esta edición continuaba la discusión en lo particular de 577 reservas.

Los diputados habían aceptado una propuesta con ocho modificaciones, en la que se reconocen como derecho la contraprestación que propietarios o ejidatarios reciban por la ocupación de sus terrenos con infraestructura eléctrica, así como la posibilidad de destinar esos recursos a proyectos de desarrollo comunitario.

El acuerdo alcanzado en la Junta de Coordinación Política el pasado 22 de julio prevé la agrupación de los artículos reservados en bloques temáticos para agilizar el debate, en lugar de un largo monólogo de las minorías en la tribuna parlamentaria.

El grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano se negó el lunes a reducir el número de intervenciones y una corriente de legisladores perredistas secundó esa posición, incluso con el amago de tomar la tribuna, confirmaron legisladores priistas y panistas.

Incluso, el coordinador del PRD, Silvano Aureoles, reconoció que a nadie le sirve un debate a las cinco de la mañana para escuchar a legisladores “más dormidos que despiertos” y con “participaciones de provocación”.

El michoacano insistió en la necesidad de retomar el acuerdo de los coordinadores parlamentarios y ordenar el debate, sin limitarle a ningún diputado el derecho a la libertad de expresión en la tribuna.

“Quien tenga ganas de hablar todo el tiempo, que hable, nada más que el mismo derecho tiene el otro que quiere escuchar; entonces, se me hace que esa tortura de que ahora te sientas aquí y me escuchas todo el tiempo que yo quiera… yo digo que mejor hagamos un acuerdo y esos que quieren hablar y hablar y hablar, pues les reservamos una hora o dos horas y les dejamos el pleno para que hablen tranquilamente sin ninguna restricción”, puntualizó.

Las nuevas leyes de la Industria Eléctrica y de Energía Geotérmica establecen disposiciones para la planeación y el control del Sistema Eléctrico Nacional con la participación de particulares en la generación, mientras la transmisión y distribución quedarán reservadas al Estado.

Las normas regulan también el aprovechamiento y explotación de los yacimientos geotérmicos para la generación de energía eléctrica, así como la participación del sector privado en dichas actividades productivas.

Mandatan, asimismo, a las autoridades de este sector a diseñar una estrategia que permita sustituir los subsidios generalizados a las tarifas por el consumo de electricidad por apoyos federales focalizados y orientados principalmente a las zonas marginales urbanas y rurales.