Militares podrán solicitar cateos e intervención telefónica

Durante una sesión maratónica de más de 11 horas, y un debate del Código de tres y media, el PRI y el PAN avalaron con 78 votos a favor y 27 en contra del PRD y PT.

México

Con fuertes cuestionamientos por parte de la izquierda, el Senado aprobó el Código de Justicia Militar que permitirá al Ministerio Público castrense, previa orden judicial, ordenar cateos en instalaciones particulares, gubernamentales o del Poder Legislativo, además de intervenciones telefónicas.

Durante una sesión maratónica de más de 11 horas, y un debate del Código de tres y media, el PRI y el PAN avalaron con 78 votos a favor y 27 en contra del PRD y PT.

Los perredistas alargaron la discusión al advertir riesgos de esta modificación que, afirmaron, va en contra de los derechos humanos.

En un principio, el senador Alejandro Encinas pidió una moción suspensiva argumentando violaciones al proceso legislativo, ya que se dio un trámite fast track a la minuta que llegó dos días antes desde Cámara de Diputados, pero fue rechazada.

Al presentar su voto particular en contra del dictamen, la senadora advirtió que se están desafiando las recomendaciones y sentencias de organismos internacionales de protección a los derechos humanos.

"Nuevamente se pretende imponer vía fast track una reforma contraria al artículo primero constitucional, nuevamente se quiere garantizar la impunidad para militares que cometen delitos no vinculados a la disciplina militar y violaciones a los derechos humanos", dijo.

La vicecoordinadora de los senadores del PRD aseguró que esta reforma fortalece el esquema de fueros especiales para algunas personas que "por muy importante que sea la labor de las Fuerzas Armadas, tiene que someterse al imperio de la ley del respeto irrestricto a los derechos humanos y a nuestra Constitución".

Añadió que el Estado debe modificar su Código de Justicia Militar para restringir la competencia de los tribunales castrenses, pues la propia Suprema Corte recomendó excluir la competencia de la jurisdicción militar para juzgar sobre casos de violaciones a los derechos humanos.

"La verdadera pretensión de esta reforma es dotar de mayores facultades a las instancias castrenses de facultades que no le da la Constitución para que puedan investigar la comisión de diversos delitos, incluso aquellos que van más allá de la estricta disciplina militar", concluyó.

Uno tras otro, los perredistas intentaron frenar la reforma, pero la mayoría se impuso.

El PRI y el PAN casi se ausentaron del debate y solo participaron al presentar el dictamen. La priista Graciela Ortiz destacó que esta reforma expide el Código Militar de Procedimientos Penales, y en el Código de Justicia Militar, se suprimen los consejos de guerra ordinarios y extraordinarios.

Además, se crean instituciones, como juzgados militares de control y tribunales militares de juicio oral.

"Se cambia la denominación de Supremo Tribunal Militar, por Tribunal Superior Militar, así como su forma de operación".

Detalló que la Procuraduría General de Justicia Militar se transforma en Fiscalía General de Justicia Militar y se le suprime la función de ser el Consejero Jurídico de la Secretaría de la Defensa Nacional, "previéndose diversas fiscalías que intervendrán en las diversas etapas del procedimiento acusatorio".

"Se crea la Coordinación de Servicios Periciales y Ciencias Forenses, como un organismo imparcial que brindará servicios periciales, tanto al Ministerio Público Militar, como la defensa, materializando el principio constitucional de igualdad de las partes que no existían".

Finalmente, el PRD y PT se reservaron una decena de artículos que fueron rechazados, y quedó aprobada en lo particular a la 1:30 de la mañana.

En esta sesión también se aprobó con 100 votos a favor y tres en contra la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados, reglamentaria de los artículos constitucionales 6° y 16, segundo párrafo de la Constitución.