PRD analiza demandar a Peña por plagio

Alejandro Camacho, secretario de Acción Política del PRD, dijo que el partido podría presentar una demanda contra el Presidente por violar los derechos de autor en su tesis de licenciatura.
A cada institución académica le toca revisar sus reglamentos de manera que los resquicios que permitan el fraude académico sean cada vez menores.
La tesis fue defendida en 1991 y con ella el presidente obtuvo el grado de licenciado en derecho. (Belén García Monroy)

Ciudad de México

Alejandro Sánchez Camacho, secretario de Acción Política del PRD, dijo que el partido analizará presentar una demanda contra el presidente Enrique Peña Nieto por violar la propiedad intelectual, luego de la publicación de un reportaje en el que se aseguraba que el mandatario cometió plagio en su tesis de licenciatura.

Camacho presentó una carta en la Secretaría de Educación Pública (SEP) en la que le reclamó a la dependencia que se haya negado a investigar el supuesto plagio en la tesis profesional del titular del Ejecutivo.

Dijo que además de la carta dirigida al titular de la SEP, analizarán presentar una demanda penal contra el presidente Enrique Peña Nieto, y otra más por omisión contra Aurelio Nuño, "porque de acuerdo al código penal en el artículo 427 se establece que aquel que sustituyendo un nombre de autor en una obra está cometiendo un delito y eso es lo que llevó a cabo Enrique Peña".

Incluso, el perredista sugirió que Peña debería analizar separarse del cargo para enfrentar la situación de carácter legal que calificó de "bochornosa para la nación".

El dirigente perredista agregó que Peña Nieto y el secretario de Educación, Aurelio Nuño, carecen autoridad moral para exigir la evaluación del magisterio nacional y demandaron que se agote el diálogo y el acuerdo con la CNTE.

"Exigimos que cese la persecución a los profesionales de nuestro país, y hacemos un llamado a la comunidad académica a no permitir más agravios en contra de quien sí asume dignamente la responsabilidad de servir a nuestra sociedad", señalaron en la carta.

Agregaron que "tampoco buscamos exigir que cumpla con sus funciones como principal responsable de la educación pública. Lo que sí queremos dejar en claro, es que ni usted y mucho menos el Presidente tienen la autoridad moral para señalar a los docentes de nuestro país como los responsables de las fallas en el sistema educativo y exigirles que acepten una reforma que los evalúa equivocadamente para poder despojarlos de sus empleos y derechos laborales bajo el argumento de no contar con una preparación de calidad".

Además de Sánchez Camacho, la carta también la firman Mara Cruz, de Formación Política del PRD y Paloma Castañón, de Derechos Humanos, en la que señalaron que "no deja de ser una vergüenza para el pueblo de México, tener al frente de las instituciones gente sin la mínima integridad intelectual, deshonestos y capaces de quebrar las reglas para su beneficio, sin importar los costos sociales de su atropello".

Además, reprocharon que "en cualquier país democrático un escándalo tan vergonzoso, que exhibe a nuestro país ante los ojos del mundo, tendría que significar la dimisión del puesto del Presidente y quienes salen en su defensa, pero no somos ingenuos, sabemos perfectamente que no es parte de su vieja cultura política aceptar sus fallas y apartarse de los cargos públicos, que tantos beneficios les representan".


JASR