Un compromiso, no privatizar Simas

El alcalde de Torreón destacó que buscará que quede en números negros, probablemente para el fin del 2014. Se reunió con personal de la presidencia y de la paramunicipal.

Torreón, Coahuila

El alcalde de Torreón, Miguel Ángel Riquelme Solís, llevó a cabo pláticas con empleados del Ayuntamiento y, posteriormente, con trabajadores del Sistema Municipal de Agua y Saneamiento (Simas), como una de las primeras acciones llevadas a cabo en su gobierno.

En el nuevo edificio de la alcaldía, comenzó con la charla agradeciéndoles que acudieran al llamado de laborar desde el día dos de enero.

Manifestó su agrado y habló del entusiasmo que para él significa trabajar, señalando: "sé de su trabajo y confío en ustedes. Sé de que están hechos y que conocen el servicio público municipal".

Los empleados a quienes dirigió las palabras, son sindicalizados. Sobre la cuestión de los trabajadores de confianza, es un tema en el que indicó, será revisada la nómina y tendrán que ser tomadas decisiones en los días por venir, indicando que habrá recortes y menores prestaciones para ellos.

"Ustedes aquí se quedan, llegue quien llegue, sea quien sea su jefe, ustedes hacen lo que les dicen. Yo estoy seguro de que con este mensaje, van a aplicar toda su capacidad, todo su corazón", dijo respecto a la transición que han vivido en cada cambio de administración, las personas adheridas al sindicato.

Solicita un cambio en el trato a la ciudadanía

Además, les dijo que valoraba su trabajo, sobre todo les fue a pedir su ayuda porque así fue como se lo enseñaron. Les solicitó un cambio de actitud en el trato a la ciudadanía, pues esto es lo más importante para él.

El respeto al cien por ciento de las prestaciones laborales y el que gane más quien trabaja más o quien tiene más responsabilidad, también fue un tema del que habló y que aplaudieron los presentes.

Ofertó las prestaciones también para los hijos de sus trabajadores, pues debe ser la preocupación de un alcalde, aseguró. "Voy a buscar eficientar toda la administración municipal".

Señaló que no tolerará la corrupción, el maltrato, la omisión ni la permisiva en sus trabajadores, que son el motor de la administración municipal.

Los retos serán enfrentados únicamente con el presupuesto disponible. Miguel Riquelme prometió dignificar los demás espacios municipales.

No privatizará Simas

Posteriormente, a las 16:30 horas se dirigió a las instalaciones de Simas, donde ya era esperado por empleados de la paramunicipal.

Ahí se comprometió a no privatizar la instancia, donde su discurso giró en términos similares a los que usó con los empleados de la presidencia.

Se dijo orgulloso de que les hayan permitido reunirse con él y tener un diálogo franco y abierto. Señaló conocer a la perfección el Simas y su manera de trabajar, al igual que a sus empleados que han hecho bien su labor cuando hay buenas administraciones y que han "flojeado" cuando no cuentan con material.

Se comprometió también a buscar que Simas quede en números negros, probablemente para el fin del 2014, y a solucionar problemas graves que ha vivido Torreón sobre agua y drenaje, no solo con recursos que el sistema pueda recuperar, sino también del mismo municipio.

"Vamos a levantar el Sistema. Yo me comprometo a no privatizar. Ustedes comprométanse a hacer lo que les toca. Vamos a hacerlo bien, juntos. Y de mí no recibirán otra cosa más que un responsable manejo de las finanzas y del personal", añadió.

Tres mil sindicalizados en el Ayuntamiento

Son alrededor de tres mil trabajadores sindicalizados en el Ayuntamiento, con los cuales, Riquelme Solís ha deseado hablar, debido a que cree en la dignificación, tomarlos en cuenta y creer en ellos, pues cuidan su trabajo por naturaleza, pero que si no hay una planeación, hacen lo que quieren.

Se dijo confiado de que los discursos permitan que los trabajadores tengan más estímulos y se levanten tanto la presidencia como el Simas.