Activistas: migrantes son más vulnerables que mexicanos en prisión

El Centro Miguel Agustín Pro Juárez y el Programa de de Asuntos Migratorios de la Universidad Iberoamericana realizaron el informe "Migrantes en Prisión: la discriminación de migrantes en México".
El Centro Miguel Agustín Pro Juárez y el Programa de de Asuntos Migratorios de la Universidad Iberoamericana realizaron el informe "Migrantes en Prisión: la discriminación de migrantes en México".
El Centro Miguel Agustín Pro Juárez y el Programa de de Asuntos Migratorios de la Universidad Iberoamericana realizaron el informe "Migrantes en Prisión: la discriminación de migrantes en México". (Cortesía)

Ciudad de México

Los migrantes centroamericanos que se encuentran en cárceles en México son más vulnerables a la violación de derechos humanos que los presos mexicanos, informaron activistas de derechos humanos del Centro Miguel Agustín Pro Juárez y el Programa de Asuntos Migratorios de la Universidad Iberoamericana.

En el informe "Migrantes en Prisión: la discriminación de migrantes en México", se detalla que quienes están hoy en el sistema penitenciario mexicano "son aún más invisibles", por estar a "disposición del Estado".

El subdirector del Centro Miguel Agustín Pro Juárez, Mario Patrón, explicó que el caso del hondureño Ángel Amílcar, quien fue encarcelado en el Cefereso 4 en Tepic Nayarit luego de ser obligado a confesar bajo tortura delitos que no cometió , es una muestra de que los migrantes ilegales en México son "los sin derecho y más criminalizables".

En el informe se detalla que diversas casas de migrantes en México confirmaron que las autoridades federales y estatales 'fabrican' delitos a los migrantes para meterlos a las cárceles.

El informe se basa en solicitudes de información a procuradurías estatales y al Órgano Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Gobernación.

Los delitos por lo que los migrantes son acusados son principalmente portación de arma de fuego, tráfico de personas, delincuencia organizada, robo, homicidio y posesión de narcóticos.

Se señala que los migrantes carecen de acceso a una defensa adecuada, así como derecho a la asistencia consular en el momento de la detención y en la etapa de averiguación previa, lo que representa una violación a sus derechos humanos.

Las cifras

El informe revela que entre mayo y octubre del 2013, había mil 219 personas de origen centroamericano en prisión, de las cuales 972 estaban en cárceles estatales y 247 en federales.

De los detenidos, el 45 por ciento son originarios de Guatemala y el 34 por ciento de Honduras, mientras que los demás migrantes provienen de El Salvador, Nicaragua, Belice y Panamá.

En prisiones federales se registraron 247 migrantes detenidos, 230 hombres y 17 mujeres, de los cuales el 63 por ciento se encuentra en un proceso jurídico y 37 por ciento cuenta con una sentencia.