México y EU inauguran puente ferroviario Matamoros-Brownsville

José Antonio Meade dijo que esta obra que une a ambas ciudades, contribuirá a mejorar las oportunidades de comercio y mejorará la calidad de vida de los ciudadanos de ambos lados de la frontera.
El puente ferroviario internacional Matamoros-Brownsville es el primer cruce erigido entre las dos naciones en más de 100 años.
El puente ferroviario internacional Matamoros-Brownsville es el primer cruce erigido entre las dos naciones en más de 100 años. (Tomada de Twitter / @PennyPritzker)

Ciudad de México

Los gobiernos de México y Estados Unidos inauguraron el puente ferroviario internacional Matamoros-Brownsville que une a ambas ciudades y se convierte en el primer cruce erigido entre las dos naciones en más de 100 años.

En entrevista, el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, aseguró que esta obra contribuirá a mejorar las oportunidades de comercio, mejor calidad de vida, como un claro ejemplo del trabajo coordinado que realizan ambas naciones en beneficio de los ciudadanos de ambos lados de la frontera.

“Se estima que el nuevo trazo del ferrocarril, permitirá muchas más maniobras, y por la tanto la posibilidad, en el extremo, de incrementar hasta en un 40 por ciento las transacciones que se hacen en este cruce fronterizo”, agregó.

Este cruce, que reemplazará al puente ferroviario vehicular que se construyó en 1910, fue diseñado para aliviar el congestionamiento urbano y mejorar la seguridad vial al redirigir el tráfico de trenes fuera de las áreas urbanas de ambas ciudades.

Ante este escenario, se prevé que se incrementa la capacidad de transporte; así como el flujo de bienes y de personas en ambas ciudades aumente sustancialmente, además de que se mejorarán las condiciones ambientales de la región.

De acuerdo con la Cancillería, este nuevo cruce reducirá los tiempos de espera entre ambos países, tanto para vehículos ligeros como para transporte de carga, se reducirán considerablemente e impulsarán el desarrollo económico de la región.

Ante la prioridad entre México y Estados Unidos para su relación económica, esta obra fue incorporada en las discusiones de los mecanismos de concertación binacional como son el Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) y la Declaración para la Administración de la Frontera en el Siglo XXI.

“Su conclusión ejemplifica el compromiso de ambos gobiernos para mejorar la infraestructura existente a lo largo de la frontera común. México y Estados Unidos invirtieron más de 40 millones de dólares en el proyecto. Se estima que el flujo de bienes en la región Matamoros-Brownsville se incremente hasta en un 40%”, señaló en un comunicado.