Ocupa México lugar 79 en aplicación de justicia

Las mediciones internacionales evidencian los graves problemas de inseguridad, violencia e impunidad, dice la Cámara de Diputados.

México

El Índice Mundial del Estado de Derecho ubicó a México en el lugar 79 de 99 naciones examinadas en materia de justicia, criminalidad y corrupción de servidores públicos.

Entre los países con peores indicadores que México se encuentran Rusia, Irán, Myanmar, Zimbabwe, Afganistán, Guatemala, Nicaragua, Bolivia y Venezuela.

Con base en alrededor de cien mil entrevistas a ciudadanos y expertos de las naciones involucradas, el World Justice Project, con sede en Estados Unidos, clasificó asimismo a México en la posición 97 de 99 en justicia penal; en la 96, en delincuencia y violencia; en la 88, en justicia civil, y en la 78, en corrupción.

De acuerdo con el reporte Indicadores y datos de opinión pública en materia de justicia del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados, las mediciones internacionales evidencian los graves problemas de inseguridad, violencia e impunidad en la región de América Latina.

“Los países de América Latina son los territorios a nivel mundial que más enfrentan violencia, justicia ineficaz y corrupción e igualmente se estima que en esta región es donde existen las tasas de criminalidad más altas del mundo y en donde el uso de la violencia para resolver agravios personales está seriamente extendida”, puntualiza el documento.

Señala que las naciones latinoamericanas mejor posicionadas son Uruguay y Chile, mientras que, por el contrario, México, Guatemala, Nicaragua, Bolivia y Venezuela son los países de la región peor clasificados a escala mundial.

El estudio señala que los sistemas de justicia penal en el subcontinente son, en promedio, los menos eficaces en el mundo y que los rezagos judiciales y falta de aplicación efectiva de la justicia civil se han generalizado en la zona.

A su vez, la corrupción y la impunidad se mantienen como los principales desafíos regionales.

Adicionalmente, las tasas de condenas por delitos cometidos en los países de la región son muy bajas comparativamente con las existentes en otras latitudes.

Según el estudio del World Justice Project, la violencia derivada de la falta de protección a la seguridad personal impide el ejercicio de los derechos humanos y bloquea el acceso a la justicia.

“En situaciones extremas, la violencia puede convertirse en la norma si el sistema legal es inaplicable”, señala.

En contraste, bajo el imperio de la ley, el Estado debe prevenir la delincuencia y la violencia de todo tipo, incluida la violencia política y la justicia por mano propia.

Por lo que hace a la percepción ciudadana en torno al uso de la fuerza pública en conflictos políticos y el autoritarismo en México, el documento del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública revela con base en diversos sondeos que 55 por ciento de la población está de acuerdo en imponer la pena capital a los responsable de delitos como el homicidio y el secuestro.

La percepción

Claves

- El documento señala que 74 por ciento de la ciudadanía admite que muchos inocentes morirían en México, merced a las deficiencias del sistema de justicia.

- Destaca que 28 por ciento de los mexicanos está de acuerdo con la justicia por mano propia, aunque en entidades como el Edomex, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Tabasco y Zacatecas, más de la tercera parte respalda esa alternativa.

- El reporte subraya el apoyo social a la idea de aplicar justicia por mano propia se asocia en la mayor parte de los estados con la percepción de inseguridad.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]