México solo asigna 3% para la infraestructura hospitalaria: diputados

Detallan que 97 por ciento del dinero es para cubrir gastos burocráticos y que somos el país miembro de la OCDE que menos recursos destina para la modernización.
grafico presupuesto
grafico presupuesto (Milenio)

México

El principal “problema” del gasto público en salud es que 97 por ciento de los recursos asignados son “necesarios” para cubrir solo gastos burocráticos, mientras que tres por ciento se destina para la modernización, ampliación y construcción de centros hospitalarios.

Así lo informó la Dirección General de Servicios de Documentación, Información y Análisis de la Cámara de Diputados, que señaló que México es el país que menos dinero asigna a la infraestructura del sector entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

De los 118 mil 221 millones de pesos que se destinan, 114 mil 675 millones son para sueldos, prestaciones de seguridad social, papelería y equipos de cómputo, así como para ayudas de carácter social, como pensiones y jubilaciones.

En tanto, solo 3 mil 546 millones de pesos son asignados para gasto de inversión, que es necesario para la modernización y ampliación de los centros de salud del país.

“Uno de los problemas más importantes que enfrenta el gasto público en salud en nuestro país es que 97.11 por ciento se destina para gasto corriente, necesario para cubrir los rubros personales, gastos de operación para que las organizaciones funcionen adecuadamente y, únicamente, 2.89 por ciento se asigna para el gasto de inversión, que es necesaria para la modernización y ampliación de las actividades que conforman esta función”, puntualiza en un documento.

La cámara detalla que un elemento importante es la inversión relacionada con los institutos, hospitales y centros de alta especialidad, que son administrados por la Secretaría de Salud, como el Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas, con 3 mil 705 millones de pesos; seguido en orden de importancia por el Hospital General de México, con 2 mil 427 millones, y el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, con mil 681 millones.

Agrega que para el ejercicio fiscal 2013, el gasto público para el sector salud representó 2.69 por ciento del producto interno bruto, que comparándolo con los países de la OCDE es el más bajo.

En tanto, naciones como Corea (4.02 por ciento), Israel (4.62) y Turquía (4.81) canalizan el doble de recursos; Dinamarca (9.78), Francia (9.19), Alemania (8.92), Austria (8.55) y Estados Unidos (8.30) son los que más destinan.

Otro inconveniente para el gasto de salud son sus altos rasgos de “centralización”. De los 118 mil 221 millones de pesos aprobados por la Cámara de Diputados, el gobierno federal o sus órganos desconcentrados utilizan la mayoría de los recursos.

Por otra parte, únicamente 0.41 por ciento se ejerce a través del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (Fassa), que son recursos descentralizados que se transfieren a las entidades, municipios y delegaciones del Distrito Federal.

Con más apoyos

El programa con mayores recursos para atender los problemas de salud en el país es el Seguro Popular, con 66 millones de pesos, mismo que tuvo un incremento de 2 millones de pesos respecto a 2012.

En el rubro de Prestación de Servicios de Salud a la Persona, el gasto corriente fue de 70.59 por ciento y 1.66 por ciento para gasto capital.

La empresa Teléfonos de México es el principal apoyo del sector para el impulso de la Cirugía Extramuros y lograr el acceso universal de este servicio de primer nivel para cualquier persona.