“Para la reforma no puede haber estados de excepción”

Mexicanos Primero exige garantizar su aplicación. “Oaxaca y Michoacán se han vuelto los polos más radicales contra la reforma educativa”.
Claudio X. González, presidente de la organización.
Claudio X. González, presidente de la organización. (Javier García/Archivo)

Ciudad de México

El presidente de la organización Mexicanos Primero, Claudio X. González, lamentó que la evaluación para la promoción a cargos de director, supervisor y asesor técnico pedagógico, no se haya podido aplicar en Oaxaca y Michoacán, y recalcó que no puede haber estados de excepción para la aplicación de la reforma educativa.

Por ello, exigió a las autoridades federales generar mecanismos y garantizar las condiciones necesarias para reponer los procesos en dichos estados.

"Celebramos que se haya realizado esta evaluación para la promoción de dirección, supervisión y asesores técnico pedagógicos porque reestablece el calendario de concursos y evaluaciones que marca la ley en sus tiempos y eso es muy positivo.

"Lamentamos que no se haya dado este proceso en Oaxaca y en Michoacán, que se han vuelto los polos más radicales y agresivos de defensa y de reacción contra la reforma educativa".

Tras participar como observador acreditado del proceso de evaluación por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), el empresario consideró que en la mayoría de las sedes del país el reporte de incidencias fue mínimo.

"La jornada se realizó con orden, empezó a tiempo y no hubo nada que impidiera que se llevara a cabo la jornada de evaluación", dijo.

González insistió en que no se puede minimizar que dos estados no hayan participado en dicha prueba, pues consideró que se trata de los estados donde más urge que las plazas magisteriales se definan a través del mérito y la preparación, no por favoritismos o consideraciones políticas.

"Nos acaba de prometer la autoridad educativa que pasara lo que pasara se darían las evaluaciones y hay un fallo en estos dos estados, dicen que van a reponer fechas, y nos informaron muy escuetamente que fue porque no había condiciones en los estados. Por tanto, lo que exigimos es que se trabaje para que existan estas condiciones.

"Se siguen atrasando estos estados y generando una especie de estado de excepción de facto a la aplicación de la reforma, algo sumamente nocivo, y exigimos que se corrija", expuso.

El empresario dijo que esta situación ponen en alerta los proceso de las evaluaciones que vengan en los próximos meses.

Incluso señaló que, de ser necesario, intervenga la fuerza pública para garantizar la aplicación de las pruebas y funcionamiento de las sedes en ambas entidades.

"Tenemos que exigir a la autoridad que se repongan esos concursos y que nos aseguren que ahora las evaluaciones de los maestros en servicio pues va a suceder en todo el país y que no nos van a salir con esto de que no hubo condiciones, no es una excusa válida.

"Para ello, habría que seguir informando a cabalidad a los maestros sobre que no es una prueba punitiva, operar adecuadamente y, eventualmente, el uso de la fuerza pública para asegurar las condiciones de normalidad y paz para que se puedan dar estas evaluaciones", reiteró.

Pide PAN fin a la simulación

Los líderes del PAN en el Congreso de la Unión exigieron a la Secretaría de Educación Pública acabar con la simulación en torno a la evaluación magisterial, aplicar la ley y garantizar el examen docente sin pretextos y sin ceder a chantajes.

Tras la suspensión de la evaluación en Oaxaca y Michoacán, el coordinador panista en el Senado, Fernando Herrera, acusó que el gobierno federal utiliza la reforma educativa como instrumento de negociación y simulación política, por lo que exigió al titular de la SEP, Emilio Chuayffet, "no enviar a la sociedad mensajes de debilidad ni ceder ante presiones mucho menos premiar a los profesionales del chantaje ni otorgarles incentivos o plazas laborales a los vándalos".

En tanto, el coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya, afirmó que las autoridades federales tienen la obligación de hacer valer el estado de derecho frente a las manifestaciones en Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán, así como en el Distrito Federal, por parte de la disidencia magisterial que se opone a la reforma educativa.

Anaya demandó aplicar las disposiciones vigentes y separar del servicio docente a los maestros que acumulen tres inasistencias a clases en un mes.