Mexicanos esperan con entusiasmo la reforma energética: Camacho

Tras la aprobación del Presupuesto 2014 es hora de acometer con todo vigor y responsabilidad las reformas político electorales y la energética, porque esto es asunto pactado, señaló.
El líder nacional del PRI, César Camacho, dijo que el diálogo con el magisterio debe continuar.
El líder nacional del PRI, César Camacho. (Milenio)

Ciudad de México

El líder nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), César Camacho Quiroz, afirmó que los mexicanos esperan con enorme entusiasmo la aprobación de la reforma energética del Ejecutivo federal.

Manifestó que luego de la aprobación del Presupuesto de Egresos para el año próximo es hora de acometer con todo vigor y con sentido de responsabilidad las reformas político electorales y enseguida la energética, porque esto es asunto pactado.

Ante el señalamiento del líder nacional perredista, Jesús Zambrano, en el sentido de posponer para el año próximo la reforma energética porque es difícil aprobarla en solo un mes, Camacho Quiroz dijo que cree firmemente que existe el tiempo requerido para una reforma inaplazable que le hará mucho bien a los mexicanos.

Entrevistado luego de la plática sobre derechos del consumidor que organizó la secretaria de Gestión Social del PRI, Paloma Villaseñor, el dirigente priista subrayó que respecto a esa reforma muchos han dicho que no hay condiciones o no son los tiempos.

Sin embargo, sostuvo que "las condiciones son las que creamos, las que generamos los políticos y los mexicanos. Yo estoy seguro que esta reforma llegará a buen puerto", pero esa es una decisión que tomarán los legisladores de todos los partidos.

Camacho Quiroz sostuvo que lo que "nos consta a todos" es que hace semanas inició la deliberación sobre ese tema en los foros, tanto los convocados por las cámaras como por las instituciones académicas y los partidos.

En torno a la reforma político electoral, explicó que las comisiones de estudio y dictamen de la Cámara de Senadores, que es donde se abordará la mayoría de los temas, la discusión está prácticamente lista para luego debatir en el pleno.