Condicionan 'vagoneros' salida definitiva del Metro

Cerca de tres mil de ellos reunidos, deciden solicitar al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, los incluyan en cooperativas y acceder al seguro de desempleo.

Ciudad de México

Luego de la embestida que el Gobierno del Distrito Federal inició para sacarlos de los vagones y andenes del Metro, vagoneros, bocineros y pasilleros en ese sistema de transporte pidieron ser tomados en cuenta por la administración de Miguel Ángel Mancera.

Reunidos en el Salón de los Espejos de la delegación Iztacalco, cerca de tres mil comerciantes informales del Metro acordaron presentar mañana una carta al jefe de Gobierno, con la petición de salir del Metro de manera definitiva, pero que los incluyan en cooperativas de la Secretaría del Trabajo y que los puedan ingresar al seguro de desempleo.

Además, Daniel Díaz, uno de los líderes que tomaron la palabra, pidió al gobierno actuar conforme a derecho en las revisiones cuando son asegurados durante los operativos, pues "en algunas ocasiones nos golpean, nos dan toques con unas máquinas que traen y nos agarran a toletazos".

Descartaron llevar a cabo marchas o concentraciones contra el gobierno local, pues buscan un diálogo, que ya se inició con el subsecretario de Gobierno, Juan José García Ochoa.

"Con este número de gente que somos, podríamos hacer una gran concentración; sin embargo, por qué no lo hacemos, porque el mensaje es que estamos organizados y que apelamos a la sensibilidad del gobierno, además de que lo que buscamos es que nos incluyan en los proyectos y no que nos saquen de ellos, es muy difícil que se convoque a tanta gente, pero estamos unidos ante la embestida del gobierno", indicó Díaz, líder de comerciantes en la Línea 2 del Metro.

En el lugar estuvieron vendedores de la Línea 1, quienes aceptaron que trabajan en la informalidad, pero se quejaron de que las autoridades del Metro los tratan como delincuentes, al presentarlos ante el juez cívico, echarlos, de que les cobran más de un salario mínimo como multa, por ser personas no asalariadas, pues les cobran 750 pesos para salir de El Torito.