Mercado pirata de mezcal, cinco veces mayor al formal

Una botella destinada para exportación cuesta 350 pesos, pero si es producida sin calidad de origen, no alcanza los 100.
En la semana productores de Oaxaca tiraron producto ilegal.
En la semana productores de Oaxaca tiraron producto ilegal. (Especial)

México

Por cada botella de mezcal producida de manera formal, en el mercado se encuentran otras cinco informales, según información del órgano regulador de la bebida.

El año pasado fueron producidos de manera formal 2.4 millones de litros, no obstante, la destilación informal sumó alrededor de 12 millones de litros, de acuerdo con el Consejo Regulador del Mezcal.

La informalidad genera un problema de valor, puesto que un litro de la bebida con la etiqueta de origen, envasado y con calidad de exportación tiene un costo promedio de 350 pesos por cada tres cuartos de litro, no obstante, si es producido de manera informal o sin la calidad de origen, no alcanza un precio mayor a 100 pesos.

Hipócrates Nolasco Cansino, presidente del órgano regulador, dijo que el problema del tamaño del mercado informal se debe a que “la industria era adolescente hasta hace unos años, es decir, apenas está entrando en su madurez, por lo cual existe mucho trabajo de producción, regulación, promoción, protección y organización entre los productores”.

El dirigente empresarial dijo que el consejo trabaja para sumar a los productores que operan en el mercado informal “para darles calidad, proteger la palabra mezcal, así como para diferenciar en el mercado los productos que se venden como mezcal y que no lo son”.

Reiteró que la industria es joven, puesto que el mercado formal se conformó hace unos años, cuando empezó a disminuir la migración en algunas regiones del país.

“El mezcal está desestimulando la migración, no son pocos los casos que empresarios del mezcal que ayer fueron planchadores en California, jardineros en Carolina del Norte, obreros en Miami, es decir, trabajaron en Estados Unidos, y hoy son la cara de la industria y representan 42 millones en exportaciones”, puntualizó.

Un ejemplo de estos empresarios mezcaleros es Cutberto Pérez, quien trabajó alrededor de 10 años en Estados Unidos sin tener formalizada su situación migratoria, y en 1997 volvió para invertir en el sector y formar algunas de las etiquetas más reconocidas, como Mezcales de Leyenda, recordó Elena Achar, directora de la Unidad de Promoción de Exportaciones de ProMéxico.

Agregó que esa empresa fue una de las primeras proveedoras de La Botica, una de las originarias mezcalerías que se instalaron en el Distrito Federal, que dieron impulso a esta bebida hace más de una década.

La funcionaria subrayó que el mezcal está teniendo una buena aceptación fuera de México, sobre todo el joven con gusano, el cual representa 90 por ciento de la demanda.

Al respecto del impulso en el exterior, Ildefonso Guajardo, titular de la Secretaría de Economía, señaló que esta labor “implica el esfuerzo de los productores, el esfuerzo para lograr reconocer una denominación de origen, pero hay otra parte muy importante, y es buscar que otros países reconozcan esa denominación”.

Agregó que es necesario el cumplimiento de la NOM-070.SCFI, que consiste en el proceso de certificación del mezcal para alcanzar la denominación de origen.

De acuerdo con información del Consejo Regulador del Mezcal, la industria ha crecido más de 400 por ciento desde 2005. Se prevé que este año supere 2.5 millones de litros de producción y más de un millón de litros de exportación.

Según ProMéxico, 55 por ciento de las exportaciones de mezcal son a Estados Unidos y el resto a países de Europa y Sudamérica.

CERVEZA MEXICANA, A 180 PAÍSES

La industria cervecera impulsará diversas estrategias para lograr un crecimiento superior al del producto interno bruto, pues en los últimos años su crecimiento ha sido similar al de la economía.

Cerveceros de México —antes llamada Cámara Nacional de la Industria de la Cerveza y de la Malta— representa a 13 empresas mexicanas cuya participación de mercado asciende a 99.5 por ciento, indicó en entrevista su presidente, Arnulfo Treviño.

Manifestó que ahora trabajan para generar, de manera responsable, mayores ocasiones de consumo, con expectativas positivas, toda vez que México se posiciona como el mayor exportador mundial, cuya presencia llega a más de 180 países.

“Esperamos que venga una buena segunda mitad del año, nuestras expectativas de crecimiento son optimistas; el reto es crecer más allá de lo que crezca la economía e incrementar el consumo per cápita”, dijo.

Datos del Banco de México advierten que las previsiones de crecimiento para este año a escala nacional aspiran a ubicarse entre 2.3 y 3.3 por ciento, una cifra que aspira a superar la agrupación.

Recordó que la aportación de la industria cervecera a la economía representa 4 por ciento de la recaudación fiscal y genera 55 mil empleos directos y 2.5 millones de indirectos.

En México, el consumo es de cerca de 60 litros por año per cápita, aún por debajo de Estados Unidos, que supera los 100 litros; Alemania, con más de 110 litros, o bien República Checa, con 150 litros.

En tanto, en América Latina, México es el tercer país en consumo per cápita de la bebida, cuyo primer lugar es ocupado por Venezuela, seguido de Brasil. (Miriam Ramírez/México)