“Meditaré si visito a Elba Esther en la cárcel”: Juan Díaz de la Torre

“El SNTE tiene mucho menos dinero de lo que la gente supone. Dividir a los trabajadores no le sirve ni a los maestros ni al gobierno. Estoy construyendo un liderazgo”
Juan Díaz de la Torre, líder del SNTE
Juan Díaz de la Torre, líder del SNTE (Mónica González)

México

Capitanea con turbulencias. Tomó el control del sindicato magisterial tras la captura de su lideresa y mentora. Lo tripula hacia una reforma educativa entre vendavales que los llaman a cuentas.

¿Ya habrá pasado lo peor?

No hay peor ni mejor, siempre es un desafío.

¿Ya puede mostrarse tal como es?

Yo, de manera natural, soy una persona formal.

¿Le es difícil estar donde está?

No, es una responsabilidad muy fuerte.

¿Le gusta?

Sí, es un privilegio.

¿Diría que está en su momento?

Sí, en buen momento, ni antes ni pasado de tiempo.

Por cierto, ¿llegó al SNTE por méritos propios o por imposición?

Me he formado en la lucha sindical desde el más modesto de los puestos hasta esta oportunidad.

Con el tiempo pareciera que buscaba esa oportunidad, ¿no?

Me preparé y, bueno, se dio.

¿Se fue ganando la confianza de La Maestra?

Ella, por supuesto, es parte de mi formación sindical.

¿Es un hombre de sigilos?

No, no, no.

¿Leal?

Sí… soy leal y disciplinado.

¿Será mejor tenerlo de amigo?

Sí, por supuesto.

¿Cómo será de enemigo?

No tengo ni he tenido enemigos. No alimento rencores.

¿El que se la debe, se la paga?

¡Nadie me debe nada!

Por cierto, ¿cómo está La Maestra?

La verdad no sé, salvo lo que dicen los medios.

¿La ha visitado?

No.

¿Por qué?

No son momentos.

¿No dicen que los amigos en la cárcel y en el hospital?

Sí, pero mi relación con ella es algo muy diferente a la responsabilidad de conducir al sindicato…

¿Así como defiende a La Maestra, defenderá a los maestros?

Soy un maestro y hacer lo que hago por ellos es como hacerlo por mí mismo.

Afuera está Mónica, que cómo se dividen el Panal

En Nueva Alianza, por encima de 90 por ciento de todos los que lo dirigen y representan son maestros.

¿Siguen enojados?

No, jamás lo hemos estado.

¿Tiene a los familiares de su lado?

Ellos no son miembros del sindicato, por lo tanto no están a mi lado.

¿Habían calculado que venían por La Maestra?

No. El escenario ha sido difícil siempre, pero a ese extremo no.

Dicen que en el PRI castigan más a los disidentes que a los corruptos.

Estuve en el PRI y mi relación fue institucional. Pero no tengo mayor experiencia en saber cómo se procesan las cosas.

¿Y ahora sigue cercano al PRI?

No, yo no tengo militancia.

¿Peña Nieto se precipitó?

El Presidente tiene la responsabilidad de dirigir al país.

¿Pensó el Presidente que al modificar la Constitución nos educaríamos por decreto?

No creo, pero hay quienes sí piensan que la reforma educativa es por decreto. No es así.

¿Se ha reunido con Peña Nieto?

Sí, claro.

¿Qué se han dicho?

Reflexionar sobre el tema educativo, exclusivamente.

¿Le da confianza?

A mí, sí.

A propósito, ¿ya vio que los Jonguitud regresan?

Como dice mi mamá: “Es más fácil echar un río para atrás”. El tiempo es otro.

Pero alguna autoridad los estará alentando, ¿no?

No lo sé, pero si alguien lo hace es una traición al gobierno. Dividir a los trabajadores no le sirve a nadie, ni a los maestros ni al gobierno.

Ahora sí se le escucha como un líder…

Pues estoy construyendo un liderazgo para servir mejor a los maestros.

Por cierto, ¿dónde estaba la madrugada del 26 de febrero?

En Guadalajara, en el hotel donde teníamos el consejo nacional.

¿Había dormido bien la noche anterior?

Sí, por supuesto.

¿Se reportó con La Maestra?

No.

¿Y sabe quién dejó abiertas las puertas de sus casas de San Diego?

No lo sé. Y yo solo conocí una casa en San Diego.

¿Para qué habrán entrado?

No tengo ni la más remota idea.

¿Usted qué se hubiera llevado?

Un buen recuerdo.

¿Y qué fue a decir cuando lo llamaron a declarar?

No, no me han llamado a declarar.

¿Deberían?

¡Creo que no!

Insisto: ¿su nombramiento es traición o protección?

No, es una decisión plena de los trabajadores.

Afuera dicen que Elba Esther negoció dos años… y luego sale libre.

No tengo idea.

¿No hubo negociación?

No tengo ni idea de eso.

En fin, ¿lo que no mata, fortalece?

Sí, lo que resiste apoya.

¿Unidos?

Siempre.

¿Con arraigo?

Nosotros somos los maestros, las comunidades, somos México.

¿Viene lo mejor?

Siempre viene lo mejor.

¿Días de gloria y riquezas?

Ninguna de las dos; de realización, sí.

¿Cuánto dinero se necesitaría ganar por año para alcanzar la riqueza de La Maestra?

No lo sé, porque no conozco su riqueza, los montos de lo que tiene o ha tenido.

¿Es desconocido?

Para mí, sí.

¿Que usted es muy bueno para las cuentas?

¡Si en algo soy malo, es para las cuentas!

¿Para las cajas chicas?

Más aún.

¿Firmaba los gastos y cheque de La Maestra?

Cuando fui secretario general y secretario de finanzas cumplía la encomienda que me marcaba mi cargo.

¿O sea, sí?

Lo que mandaba el estatuto.

¿La impunidad tiene calificación en este país, maestro?

Pues debiera tenerla.

¿Cuánto sacaríamos?

Lamentablemente hay un escenario histórico que pesa mucho.

¿Dónde está ubicada su plaza?

En Jalisco.

¿En qué escuela?

En una colonia popular que está en Polanco, pero mi cheque sale como comisionado sindical en la sección 16 de Jalisco.

¿Cuánto gana?

17 mil pesos.

¿Tiene título?

Sí.

¿Cédula profesional?

No… pero sí título.

Por cierto, ¿a cómo están las plazas hoy?

Afortunadamente ya no se venden.

¿A usted se le da más sumar o restar?

Sumar, siempre.

¿Qué tal se le da el chantaje?

No, no es lo fuerte para mí.

¿Se queda con el sindicato?

Me quedo para cumplir el mandato que me dieron.

Pero hay tiempo al 2018 para posicionarse.

Mucho tiempo para aterrizar proyectos a favor de México.

¿Si le piden que se quede, se queda?

No, no, no.

A propósito, ¿para 2018 Videgaray u Osorio?

Estoy para fortalecer la política pública que impulsa el Presidente.

Una duda: ¿el día de la captura, La Maestra iba a desayunar con Videgaray o con Osorio?

No lo sé, yo estaba en Guadalajara.

¿Alguien le habrá puesto un cuatro?

No lo sé.

¿Pero ella estaría más cercana a Atlacomulco o a Hidalgo?

Pues yo creo que a Polanco.

Con los Hank no se llevaba, ¿o sí?

En alguna ocasión supe que tenía un diferendo con algún bajacaliforniano.

Por cierto, ¿cuántos votos ofrecieron ahí en la pasada elección?

No, no ofrecimos votos.

¿Conoce a sus agremiados?

Claro. Los conozco porque soy uno de ellos y vengo de ahí.

¿Cuánto dinero tiene el sindicato?

Pues mucho menos de lo que la gente supone, ¡mucho menos!

¿Cuánto se obtiene por cuota sindical?

Uno por ciento del sueldo base de cada trabajador.

¿Cuántos maestros hay?

Cercanos a un millón 700.

¿Ya se arreglaron con el tema de la reforma?

No hay arreglo, lo que sí hay es una reflexión permanente.

¿Quiénes los operan?

Nosotros operamos.

Entonces, ¿periodo extraordinario, reforma secundaria?

Creo que debe de ser antes que regresen los maestros al próximo ciclo escolar.

¿Cuántos votos a su favor?

No lo tenemos contabilizados, pero estamos hablando con los presidentes de los partidos, con los legisladores, buscando consenso.

¿No les están pidiendo dinero los diputados y senadores?

No, no, en absoluto.

¿Les darían dinero?

No, jamás.

Afuera dicen que ya arrodillaron al gobierno.

No, hay un sentido de responsabilidad en nuestra relación.

¿Lo chantajean?

Jamás.

¿Qué tal con Chuayffet?

Pues, una relación personal e institucional muy formal.

¿Soberbio?

No, es interesante su personalidad.

¿Qué le prometió?

Nada. Yo, defendiendo a los maestros y sus derechos.

¿Pacto de no agresión?

No.

¿Chuayffet tiene el control de los maestros?

No, los maestros están comprometidos con México.

A ver, ¿quién está primero: el maestro o el alumno?

Ambos, son parte integral del proceso.

¿Qué alumnos le gustaría formar?

Estos que actualmente tiene México, con gran necesidad de un maestro.

¿Le gustaría alumnos pensantes?

Es el desafío: que los haya siempre.

¿A quién le conviene que los alumnos no piensen?

A los ignorantes.

¿Quiénes ganan con mantenerlos como están?

Los ambiciosos.

En fin, ¿va la evaluación sí o no?

Debemos ir, los maestros jamás han estado en contra.

¿Usted la pasaría?

Con una buena y pertinente capacitación, seguramente sí.

¿Y si no la pasara?

Me capacitaría.

¿Y si no pasara aún?

Lo conseguiríamos los maestros y yo mismo si no estuviera en la dirigencia.

¿Sabe lo que significa gatopardismo?

Me encanta saberlo.

¿Harán que cambian, pero no cambiarán nada?

El cambio es permanente y hay que cambiar.

Elba Esther presa… pero ustedes intactos.

El sindicato nos trasciende a todos.

¿Debe salir?

Es axiológico si debe o no, lo importante es que haya un proceso justo.

¿Ya la irá a ver?

Voy a meditarlo.

Si la ve, ¿qué le llevaría?

Un abrazo.