Más de 50% de niños que trabajan pagan su educación

Según un estudio del Instituto Belisario Domínguez los menores de entre cinco y 17 años destinan su salario para pagar su escuela y ayudar en la manutención del hogar.
En Durango son 40 mil los niños que desempeñan algún trabajo.
En México más de la mitad de los niños que trabajan, lo hace para pagar sus estudios o para apoyar en la manutención del hogar y la familia, revela un estudio del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

En México más de la mitad de los niños que trabajan, lo hace para pagar sus estudios o para apoyar en la manutención del hogar y la familia, revela un estudio del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República.

La cifra de personas de entre cinco y 17 años de edad que viven en México es de 29.3 millones, lo que representa 24.7 por ciento del total de la población nacional, y de ellos, 2.5 millones de niños y adolescentes laboran, es decir, forman parte de la Población Económicamente Activa.

El documento detalla que 23.2 por ciento de los menores de 17 años que reciben un salario destinan ese dinero a pagar la escuela, mientras que 22.4 por ciento laboran "porque es necesario".

Otros 8.7 por ciento trabajan por necesidad económica, 22.4 por ciento porque les gusta o por ayudar y 13.5 por ciento para aprender un oficio, refiere el estudio.

Precisa además que 36 por ciento de la población infantil que trabaja no asisten a la escuela y 64 por ciento combinan trabajo y estudio, mientras que siete de cada diez viven en las zonas menos urbanizadas del país; es decir, en poblaciones con menos de 100 mil habitantes.

El informe del Instituto Belisario Domínguez expone también que 30.5 por ciento trabajan en el sector agropecuario, 25.9 por ciento en el comercio, 24.6 por ciento en los servicios, 13 por ciento en la manufactura y 4.2 por ciento en la construcción.

Además de condiciones precarias para realizar sus actividades laborales, el documento advierte que los niños y adolescentes enfrentan otros problemas, como que no siempre reciben una remuneración; en específico señala que 45.7 por ciento de los infantes que trabajan en México lo hace sin salario.

Ante estas condiciones, los esfuerzos por erradicar el trabajo infantil en México se han iniciado en el Senado de la República, por lo que el 7 de abril pasado este órgano legislativo ratificó el Convenio 138 que establece la edad mínima de 15 años para ser admitido en un empleo.

Esta ratificación se suma a la reforma del Artículo 123 de la Constitución, que elevó la edad mínima de admisión al empleo de 14 a 15 años, y que entró en vigencia el 18 de junio de 2014, resalta el estudio.