Margarita vuelve hoy a la alcaldía... y a pagar multa

Tras ruptura con corrientes internas panistas, despidos masivos y una derrota partidista, Arellanes retomará las riendas del municipio de Monterrey, tomado por los baches.

Monterrey

Ni la gubernatura ni la diputación plurinominal. A 3 días de su derrota en la contienda interna para definir al candidato de Acción Nacional a la gubernatura, Margarita Arellanes Cervantes despejó las dudas en torno a su futuro político, al confirmar que regresa hoy a la alcaldía de Monterrey.

Ayer por la tarde, la ex precandidata panista envió un oficio al municipio solicitando su reinstalación en el cargo. En entrevista exclusiva para Multimedios Radio, aseveró que se presentará a primera hora en Palacio para retomar sus funciones como alcaldesa.

"Estoy ya reincorporándome a la alcaldía de Monterrey. (La decisión fue) muy simple: participé dentro de un proceso interno de mi partido en el cual no tuve el resultado ganador. En este caso yo tengo un compromiso con los regiomontanos y regreso a concluir mi período", expresó Arellanes Cervantes vía telefónica.

Pese a que se manejó la posibilidad de que accediera a una diputación plurinominal, descartó esta opción.

"De ninguna manera (...) al no darse el resultado para la Gubernatura (mi intención) era continuar trabajando por mi ciudad", refirió.

En un balance de la derrota, aseguró que ya dejó atrás sus problemas con el líder del Grupo San Nicolás, Zeferino Salgado Almaguer, y minimizó el apoyo que esta corriente panista le dio a su ex contrincante, Felipe de Jesús Cantú.

"Más allá de únicamente una persona o grupo, soy una persona que veo en mi ciudad, que veo en mi estado muchas cosas por hacer, en ese sentido siempre voy a buscar el cómo sí, el cómo trabajar, el cómo mejorar, y lo demás queda atrás, como parte de una contienda"

¿La derrota se dio porque el Grupo San Nicolás le quitó su apoyo?

"Fue una diferencia de mil 100 votos, de más de 18 mil votos emitidos (...) no puedes tu como persona el decir que las circunstancias te definen, tengo una definición más allá de una contienda interna", dijo.

A pregunta expresa, rechazó que el PAN haya resultado con divisiones luego de los resultados del domingo y sostuvo que tampoco requerirá una operación cicatriz.

"La operación cicatriz la van a requerir aquellos partidos que optaron por el dedazo, aquí hubo un proceso interno, donde hay un ganador, que es Felipe de Jesús (...) una operación cicatriz es cuando hay una herida, y la democracia no abre heridas, el dedazo y la imposición es el que deja mayores heridas", mencionó.

La alcaldesa retomará hoy sus funciones en medio de un agudizado problema por los baches que han aparecido por toda la ciudad, el despido de empleados ligados al Grupo San Nicolás, y lo más reciente: la ratificación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife) por promoción de la imagen con recursos públicos que le impuso la Comisión Estatal Electoral (CEE).

Ayer, en sesión de resolución, la Sala Monterrey del TRIFE consideró fundados los agravios de la hasta hace poco precandidata a la gubernatura, lo que le obligará a pagar una sanción con un monto de 7 mil 010 pesos.

Esta multa fue impuesta por la CEE el 24 de noviembre de 2014 en el fincamiento de responsabilidad PFR-005/2014; la queja fue debido a que la alcaldesa acudió a un evento oficial usando ropa con el logotipo del PAN.

Los hechos ocurrieron en la colonia San Jerónimo, el 6 de mayo de 2014, donde participó en la supervisión de una obra, realizada por una dependencia municipal.

La alcaldesa arribó al sitio momentos antes de que iniciara el recorrido, procedente de un evento partidista, y mientras esperaba el arribo de su staff de Comunicación y personal de la Secretaria de Obras Públicas, saludó a los trabajadores y se tomó fotografías con ellos.

Por ello fue sancionada y aunque la resolución y multa fue combatida por su partido ante el Tribunal Estatal Electoral, quedó refrendada, aunque logaron conseguir una disminución de 96 a 9 mil pesos.

Aun con ello, la defensa de Arellanes Cervantes impugnó la resolución y buscó combatirla, sin éxito.