Margarita evade opinar sobre su 'destape' en Apodaca

La alcaldesa evitó responder a los señalamientos de la dirigencia estatal y municipal del PRI, quienes aseguran está haciendo precampaña.

Monterrey

La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, declinó responder a las críticas sobre su presencia y "destape" en el municipio de Apodaca.

Luego de haber formado parte de una cabalgata organizada por el diputado panista Braulio Martínez, en donde algunos de los asistentes le dieron trato de precandidata a la gubernatura, las críticas no se hicieron esperar.

Sin embargo la edil evadió responder a los señalamientos de la dirigencia estatal y municipal del PRI.

"No tengo ninguna opinión, yo continúo trabajando para el municipio de Monterrey, para mi ciudad en las actividades propias de la alcaldía", indicó.

Sobre las preferencias que se han dado a conocer en algunas encuestas, Arellanes Cervantes dice que agradece la 'deferencia' de estas manifestaciones, pero seguirá trabajando como hasta el momento.

"La ciudad, la capital del estado, el centro de una zona metropolitana es compleja, no sólo son un millón 350 mil habitantes, sino es toda la población flotante de otros municipios que acuden a Monterrey, por eso la dinámica es diversa", dijo.

Asimismo destacó que la labor que las mujeres han desempeñado en la política y los avances en materia de equidad y género ha posicionado bien a las políticas no sólo de Nuevo León, sino de todo el país.