Mano dura contra vándalos en estadios

Luego de hechos violentos en encuentros deportivos tanto en Guanajuato como en otros estados, el gobernador Miguel Márquez pidió que se aplique la ley para erradicar estos episodios de violencia.
Miguel Márquez.
Miguel Márquez. (Arturo Andrade)

Ante los sucesos que se han venido presentado en algunos encuentros deportivos, donde grupos de vándalos se han enfrentado, el gobernador Miguel Márquez Marquez, pidió mano dura para que se les aplique la ley y se erradique la violencia de los estadios.

El mandatario estatal respaldo la iniciativa que promueve sanciones para evitar que los campos de futbol se vuelvan arena de batalla donde se ponga en riesgo la integridad física de la afición.

"Los estadios deben ser los espacios donde se conserve la tradición de ir en familia; yo voy con mis hijos, pero como cualquier padre de familia no los vas a exponer a que una bola de locos hagan un desmán en pleno estadio y atenten contra la vida de las personas", enfatizó.

Dijo que los vándalos deben ser tratados "con mano firme, mano dura; no nos debe de temblar al municipio, al estado, a la federación y mucho menos a las directivas o a la Federación Mexicana de Futbol", añadió.

Márquez dijo que ya es necesaria una aplicación estricta de la justicia y de los reglamentos para que las cosas no se salgan de control.

En este sentido al referirse a la iniciativa que se promueve en el Congreso de Jalisco para tratar de controlar estas situaciones, señaló que es importante tener las herramientas necesarias para identificar a los agresores, quiénes son los que provocan las trifulcas y que no deberían poder ingresar a los estadios.

Consideró que efectivamente para muchos el deporte es pasión y es entrega, pero para todo hay un límite y debe de celebrarse dentro lo razonable.

El mandatario confió en que los espacios deportivos, principalmente los estadios de futbol, puedan recuperarse y se logre erradicar la violencia que cada vez crece en intensidad como quedó de manifiesto en un encuentro reciente en un estadio de Jalisco.