La tercera es la vencida para Manlio Fabio Beltrones

Beltrones contó que esta es la tercera ocasión desde 1994 en la que figura como el próximo presidente nacional del PRI. La primera vez no aceptó el ofrecimiento y la segunda no logró el apoyo.
Manlio Fabio Beltrones
Manlio Fabio Beltrones (Cuaroscuro)

Ciudad de México

Ya son tres las ocasiones en las que el PRI ha visto con buenos ojos a Manlio Fabio Beltrones para ocupar la presidencia del partido.

La primera vez que Beltrones fue contemplado entre los priistas para presidir el partido fue en 1994, justo después del asesinato del entonces candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio, cuando gobernaba Sonora.

"A la muerte, el asesinato de Luis Donaldo Colosio tuve la primera propuesta de ser presidente del PRI. Se nombró a un candidato sustituto, que fue Zedillo, tanto él como Carlos Salinas me insistieron en que dejara la gubernatura y viniera al PRI. Pero el ánimo de muchos amigos de Donaldo no nos alcanzaba para venir acá", contó en entrevista con Joaquín López Dóriga para Radio Fórmula

Beltrones explicó que en ese entonces tenía un compromiso de 6 años con Sonora, su estado natal y el del recién asesinado Colosio.

Para que en su partido no se sintiera como una ofensa cuenta que declinó "de la mejor manera" el ofrecimiento y en su lugar arribó Ignacio Pichardo Pagaza.

Además contó que la muerte de Colosio "fue un momento sumamente sentimental para muchos" de los aliados del ex candidato presidencial.

Años más tarde, cuando Roberto Madrazo buscaría la candidatura del PRI la Presidencia, le volvieron a ofrecer a Beltrones tomar las riendas del partido.

A pesar de que en esa ocasión sí tenía el interés, los consensos no se lograron.

"Cuando Roberto Madrazo renuncia a la presidencia del partido, se requería un presidente que pudiera conducir el proceso de selección de candidato. Ahí también se mencionó mucho el que yo fuera al partido, pero no hubo esa circunstancia por la cercanía que tenía con Madrazo, parecía no ser lo suficientemente imparcial para los otros. Esto hizo que se llegase a otra conclusión", dijo.

Beltrones celebró que "por fin se aparece esta tercera oportunidad" para presidir el partido, lo cual dijo es "un honor" para cualquier priista presidir su partido.

"Es un deseo natural de cualquiera de nosotros", dijo.