Mancera y Barbosa piden unidad de la izquierda

Consideran que deben olvidarse las “rivalidades pasadas” para enfrentar el proyecto de la derecha; es “invaluable” el apoyo del mandatario local, afirma Jesús Zambrano, líder del PRD.

Ciudad de México

Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del Distrito Federal, y Miguel Barbosa, coordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Senado, llamaron a la unidad de la izquierda y a olvidar las rivalidades pasadas para enfrentar exitosamente el proyecto de la derecha.

Además, a diferencia de la posición de Andrés Manuel López Obrador y del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que determinaron mantener su lucha por separado, Mancera dijo que respaldará la consulta popular que promueve el PRD contra la reforma energética ya promulgada.

En su mensaje durante el informe de los diputados Esthela Damián, Carlos Augusto Morales, Daniel Ordóñez y Efraín Morales, el mandatario capitalino manifestó que “la izquierda debe estar unida, es una convicción, eso es lo que la gente quiere ver, una izquierda con propuesta, moderna, donde se reconoce la tarea de todas y todos”.

Mancera aseguró: “Seguiremos trabajando y lo vamos a hacer de la mano, porque así se ha planteado, con las diferentes fuerzas por esta tarea de la consulta popular, así lo ha planteado la izquierda, así se ha venido repitiendo”.

El jefe del GDF agregó que a la izquierda no se le puede reprochar disentir, criticar o alzar la voz, “porque lo hace y lo hará, así estoy convencido, con toda responsabilidad. Vamos a acompañar este planteamiento que ha hecho el ingeniero Cárdenas y lo vamos a hacer de manera responsable, lo vamos a hacer en toda la esfera de compromiso.

“No estamos peleados con la modernización de Pemex, simplemente hay principios y convicciones que se deben defender y que se van a defender institucionalmente”, afirmó el titular del GDF.

En tanto, el coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa, llamó a las fuerzas políticas de izquierda a trascender las visiones de corto plazo, los cálculos políticos inmediatos y las “rivalidades pasadas” para enfrentar unidas al proyecto de la derecha.

“La unidad de las fuerzas de izquierda resulta indispensable para enfrentar con éxito y con las herramientas de la política la decisión del actual gobierno de profundizar un proyecto de derecha y conservador”, dijo.

Barbosa añadió que la búsqueda de la unidad no es un simple deseo, sino una necesidad para la acción política y una estrategia conjunta en defensa de los recursos energéticos.

“Quien de verdad sea partidario de la defensa de nuestro petróleo debe sumar fuerzas en la integración de un frente nacionalista, progresista y de izquierda”, arengó.

El legislador poblano insistió así en la unidad, a contracorriente de quienes en el actual escenario la consideran improbable: “Se trata de trascender las visiones de corto plazo, los cálculos políticos inmediatos o las rivalidades pasadas”.

En un comunicado, Barbosa advirtió que el gobierno federal y sus aliados tienen como objetivo principal en 2014 la consolidación de su poder, a través de la materialización de los cambios estructurales en materia energética, fiscal, telecomunicaciones, laboral, educativa y política-electoral.

Reconoció, en ese sentido, que uno de los factores que facilitaron la aprobación de las modificaciones constitucionales en materia energética fue precisamente la división de los partidos y las fuerzas de izquierda.

Afirmó que el PRD debe ser un promotor incansable de la unidad de la izquierda y seguir adelante con la defensa del sector energético, la transformación del régimen político, la realización de elecciones equitativas, la democratización de los medios de comunicación y la reforma educativa de fondo.

Remarcó que la división y el sectarismo han sido los principales obstáculos para el éxito de un proyecto de la izquierda a lo largo de la historia, como a su juicio lo evidencian “la ideologización, el sectarismo, las purgas y las visiones patrimonialistas que predominaron en la izquierda mexicana hasta la década de los 80”.

El senador precisó, no obstante, que “el PRD no debe renunciar a la política, (pues) requiere participar en la interlocución y construcción de acuerdos con el gobierno y las otras fuerzas políticas, pero debe hacerlo en una lógica  incluyente, no de cúpulas dirigentes”.

RETA PRD A APLICAR CONSULTA

El dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, quien también acudió al informe de labores de los legisladores perredistas, aseguró que el apoyo de Miguel Ángel Mancera en el tema de la defensa del sector energético “es invaluable” para su partido.

“Su pronunciamiento como jefe de Gobierno es un apoyo invaluable para esta labor, el hecho que diga que está claramente a favor es una convocatoria a la sociedad capitalina para que participe en esta labor, porque además él es representativo de sectores de la sociedad que se identifican con su liderazgo”, añadió.

Asimismo, Zambrano retó a los promotores de la reforma energética a someterla a consulta ciudadana para que, si se demuestra el apoyo de la mayoría, “que se quede”, pero en caso contrario se derogue.

Con ese objetivo, dijo, el PRD se concentrará en evitar que se pongan en práctica las aristas más peligrosas de esa transformación y por eso no prevé marginarse del debate para elaborar las leyes secundarias respectivas.

El presidente nacional perredista sostuvo que se mantendrá la lucha para impulsar la ley de consulta popular que permita decidir en 2015 a los ciudadanos si se queda o se va el proyecto energético.

Zambrano reiteró que la reforma energética vulnera los intereses y la soberanía del país, por lo cual decidió retirarse del Pacto por México.

El líder perredista insistió en que la izquierda no está reñida con el avance ni la modernización de instituciones como Pemex, que siempre defendió la reforma y modernización de la industria energética, pero sin privatizaciones, como lo señala la propuesta que hizo Cuauhtémoc Cárdenas en nombre del partido.

“AMLO DEBE DAR EXPLICACIONES”

Carlos Navarrete, aspirante a la dirigencia nacional del PRD dijo que López Obrador debe explicar a la ciudadanía el motivo por el cual prioriza la construcción de su partido político por encima de la defensa de Pemex.

“Ellos han decidido colocar como prioridad la construcción de su partido por encima de la unidad en la defensa del petróleo, bueno; pues solo que quede constancia”, dijo el ex coordinador en el Senado.