Madero niega acuerdo oculto con el PRI

“No hay contratos secretos con empresas privadas”

México

El dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, negó que exista una alianza para construir una reforma energética con el PRI y rechazó que la político-electoral sea moneda de cambio para su partido.

“No hay contratos secretos con empresas privadas, no hay una alianza con el PRI” y la reforma político-electoral “no es una moneda de cambio, es un planteamiento que hizo nuestro partido con mucha claridad, una prelación que pusimos, antepusimos, hicimos pública: nosotros queremos una reforma energética, pero que antes hay que aprobar una reforma política-electoral, así está acordado”.

De gira por Durango, Madero dijo que la iniciativa que presentó el gobierno federal en materia energética no satisface al PAN, porque ni resuelve los problemas del sector, ni aprovecha las oportunidades que hay en él.

“La reforma que presentó el PRI no nos satisface, no nos convence y creemos que no resuelve los problemas ni aprovecha las oportunidades que tiene un país tan grande como el nuestro.”

El líder nacional del blanquiazul sostuvo que su partido presentó una iniciativa de reforma energética, “que puede detonar un motor potente de la economía que ha estado subutilizado y mal administrado, ya que en el sector energético hoy se importa 40 por ciento de las gasolinas, de los fertilizantes y del gas natural”.

Sobre la reforma político-electoral, Madero exigió al PRI y al gobierno que se apeguen y respeten el orden de prelación que ya se había estipulado, como parte de la exigencia que hizo su partido junto con el PRD tras las elecciones de julio pasado.

Reiteró la propuesta del PAN para la creación del Instituto Nacional de Elecciones que se encargue de nombrar a los integrantes de los órganos electorales, ante el rechazo que ha generado la posible desaparición de los institutos estatales.

Además, argumentó que el rechazo de los gobernadores al contenido de la propuesta de reforma político-electoral es justamente porque el proyecto busca eliminar la intervención que ejercen sobre las autoridades locales en sus estados.

“Este proyecto es contra los gobernadores, no es propuesta de los gobernadores, es precisamente para amarrarles las manos en la intervención ilegal en los procesos electorales, ése es el objetivo fundamental”, aclaró.

Por separado, el presidente de la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya, reconoció que el PAN mantiene diálogo y negociación permanente sobre la reforma energética con el gobierno federal y otras fuerzas políticas, pero sin alcanzar hasta ahora un acuerdo concreto.

Por separado, el coordinador de los diputados federales de Acción Nacional, Luis Alberto Villarreal, subrayó que su partido está listo para discutir las reformas orientadas a mejorar la calidad de vida de los mexicanos.

“En Acción Nacional estamos listos para la discusión y listos para defender las reformas que mejoren la calidad de vida de este país, que fortalezcan nuestra nación, que la hagan más democrática, más libre, más competitiva y con una economía en crecimiento. Lo he dicho con toda claridad: si no son reformas completas, que con Acción Nacional no cuenten para la simulación”, puntualizó.

The Wall Street Journal y Bloomberg difundieron el pasado miércoles en Estados Unidos las versiones sobre un supuesto acuerdo entre el gobierno de Enrique Peña Nieto y las dirigencias de PRI y PAN para la apertura de Pemex a la participación de inversionistas privados, a cambio de un porcentaje de las utilidades petroleras o incluso una cuota del crudo.

Consultado al respecto, el panista Ricardo Anaya sostuvo que el diálogo de su partido con el gobierno federal ha sido público, además de reafirmar el condicionamiento albiazul de avanzar primero en la reforma política electoral y posteriormente en la energética.