Luis Raúl González Pérez es el nuevo 'ombudsman'

“Es preciso rediseñar la actividad de la comisión”, señala el ex abogado de la UNAM.
El nuevo presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos rindió protesta en el Senado.
El nuevo presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos rindió protesta en el Senado. (Héctor Téllez)

México

El Senado eligió con 97 votos, de 107 legisladores presentes, a Luis Raúl González Pérez nuevo presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para el periodo 2014-2019, luego de que las bancadas de PRI, PAN, PRD y Verde Ecologista advirtieron que México atraviesa por la peor crisis en la materia y le demandaron dar prioridad a los casos Ayotzinapa y Tlatlaya.

González tomará posesión del cargo pasado mañana; sin embargo, en su exposición ante comisiones del Senado ofreció un ejercicio independiente del gobierno, de los partidos y organizaciones políticas y sociales, sin estar desvinculado o lejano a las autoridades y a la sociedad.

"Es preciso rediseñar la actividad de la CNDH con miras a la creación del Estado humanista del siglo XXI, lo cual implica realizar una revisión y replanteamiento de su estructura y métodos de actuación, de la forma y términos como se ejerce su autonomía y facultades, así como sus políticas de atención a las quejas y de sus criterios en la integración de expedientes", expuso ante los legisladores.

Sostuvo que hoy en día, el presidente de la CNDH debe ser proactivo y no solo reactivo, y debeactuar con energía y convicción, "como el guardián de los derechos humanos en México, propiciando la participación de la sociedad y levantando la voz cuando advierta violaciones graves a estos derechos".

Durante la sesión, las bancadas de PRI, PAN, PRD, PT y Verde Ecologista exigieron del nuevo ombusdman una actuación apartidista, autónoma y capaz de replantear la actuación de la comisión ante "la peor crisis en materia de derechos humanos en México".

El ecologista Pablo Escudero pidió que una de las primeras acciones sea entrevistarse con los familiares de los 43 normalistas desaparecidos.

Por la Comisión de Justicia, el panista Roberto Gil reconoció que se vive la mayor crisis de derechos humanos en el país, por lo que dijo que la encomienda inmediata es atender los casos Ayotzinapa y Tlatlaya, para fincar responsabilidades.

En tanto su compañera, Adriana Dávila, propuso un observador legislativo que dé seguimiento al trabajo de la CNDH.

La perredista y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Angélica de la Peña, demandó autonomía en la actuación del nuevo ombusdman, mientras que su compañera de bancada, Dolores Padierna, dijo que el nuevo titular de la CNDH recibe una institución seriamente dañada en su credibilidad e incapaz de cumplir la encomienda que tiene asignada en nuestra democracia, pues el anterior titular, Raúl Plascencia, tuvo un comportamiento "mediocre, cómplice y omiso".

En nombre de su bancada, la priista Diva Gastélum reconoció que el país vive un momento muy difícil en la materia, al grado que "somos clientes frecuentes de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos", por lo que urge un corte de caja para ver dónde está parado el país en derechos humanos, más que un reparto de culpas.

Perfil

Trayectoria

En la UNAM
· Abogado egresado de la Facultad de Derecho.

· Secretario del Tribunal Universitario.

· Presidente del Consejo Asesor Jurídico.

CNDH

· Miembro fundador.

· Visitador general de 1995 a 1996.

· Director de investigación de la matanza en Aguas Blancas, Guerrero.

· Director de Asuntos Indígenas en la Cuarta Visitaduría General.

· Secretario técnico del Consejo Consultivo.

· Director General de Administración.

Otros

· Fiscal especial del homicidio de Luis Donaldo Colosio en PGR (1996-2001).

· Director general de Gobierno de la Segob.

· Encargado del Centro de Control de Confianza de la PGR.